¿Se puede tener relaciones sexuales sin riesgo durante el embarazo?

 
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for ¿Se puede tener relaciones sexuales sin riesgo durante el embarazo?

Si el miedo no te permite tener relaciones sexuales durante el embarazo, es bueno que leas la siguiente información. Además, te damos algunas posiciones sexuales seguras para que tu barriga no te incomode en el acto sexual.

Por el Dr. Mehmet Oz y el Dr. Michael Roizen

Traducido por Ana Cristina González I Foto: Getty Images

Sientes que en un momento detestas a tu pareja y quisieras que desapareciera pero al minuto siguiente lo deseas para jugar un par de rondas de Twister al desnudo. En el embarazo aumentan los niveles de estrógeno y progesterona, lo que produce cambios en la libido. Así que no te estreses, ese comportamiento es normal. El estrógeno cumple diversas funciones en el embarazo como aumentar el flujo sanguíneo a toda la pelvis, aumentar la lubricación vaginal y la sensibilidad en las mamas. Por lo que es un aliado para el romance. Lo malo es que al mismo tiempo puede lograr el efecto contrario. Al comienzo del embarazo lo notas, cuando sientes náuseas, fatiga y malestar general donde lo único que puedes desear es dormir. Y en el tercer trimestre quizás te sientas con peso extra y poco flexible y tener sexo no sea tu prioridad. Así que tenemos el segundo trimestre (del cuarto al sexto mes) que se le llama el trimestre de “luna de miel”.

¿Qué esperar de las relaciones sexuales en el embarazo?
Lo primero que debes saber es que el sexo en el embarazo suele ser seguro, pero bien es cierto que el deseo sexual es distinto para cada mujer. Además del desánimo, la desinformación o el miedo, están los cambios de humor y los cambios de tu cuerpo por lo que no todas las mujeres están activas sexualmente durante estos nueve meses. Si tu libido está aumentada pero te frena la desinformación, estos consejos pueden ayudarte.

El sexo en el embarazo suele ser seguro.
El sexo no es una limitante, siempre y cuando tu embarazo progrese con normalidad. En el caso de antecedentes de aborto espontáneo o de parto prematuro, sí está contraindicado. En el primer trimestre puedes experimentar sangrado durante el coito. Este sangrado es el resultado de la inflamación normal de los vasos del cuello uterino, que al momento de la penetración se pueden reventar. Aunque esto suele ser normal debes consultárselo a tu médico.

No hay posibilidad de que el bebé se lastime durante las relaciones sexuales, el líquido amniótico y el cuello uterino lo protegen. Solamente debes tener en cuenta que al momento del sexo oral tu pareja no debe soplar aire dentro de tu vagina ya que este aire se puede convertir en una burbuja y bloquear un vaso sanguíneo. En el primer trimestre las posturas sexuales no varían en gran medida, puedes seguir practicando las mismas posiciones que antes. Ahora, cuando tu cuerpo comienza a cambiar y tu útero comienza a crecer te puede resultar incómodo realizar ciertas posiciones. La experta en sexo, la Dra. Pepper Schwartz, te ofrece algunas sugerencias sobre las mejores posiciones para practicar el sexo durante el embarazo:

#1 De lado (cucharita):
Esta posición puede ser muy acogedora e íntima. Debes colocarte de lado acurrucada en forma de C, y tu pareja de espaldas y acurrucada a tu alrededor para proceder a la penetración. 

#2 La mujer arriba:
Esta es más satisfactoria al final del embarazo, ya que eres tú quien controla el ritmo pero la penetración no debe ser demasiado profunda.

#3 El borde de la cama:
Tú te acuestas boca arriba en el borde de la cama, con las piernas abiertas y los pies en el suelo. Tu pareja puede estar de pie o inclinarse sobre ti. Esta posición permite una penetración profunda, así que tienes que decirle a tu pareja lo que deseas.

#4 Amor en la sala:
Arrodíllate en un sofá con el vientre hacia el respaldo del mismo; utiliza los brazos para apoyarte. Tu pareja penetra por detrás.

#5 De lado a lado:
Esta posición es perfecta en las últimas semanas del embarazo ya que controla el empuje y no golpeará tu barriga. Tú y tu pareja acostados uno al lado del otro, uno frente al otro. Él coloca su pierna por encima de la tuya (tu pierna puede estar recta y de lado o doblada por la rodilla) y te penetra desde un ángulo. Otra variante sería, tú de espaldas y él de lado. Pon tu pierna sobre sus piernas. Él puede penetrarte de espaldas y de lado, y seguir mirándote.

#6 Hazlo por tu propia cuenta:
Si en definitiva no te sientes cómoda durante el sexo, explora otras alternativas, por ejemplo, el sexo oral (sin soplar) o la masturbación mutua.
Después del nacimiento del bebé volverás a tener relaciones sexuales.
Pero debes tener en cuenta que por la caída del estrógeno después del parto, tu libido puede disminuir. Además que el sexo puede ser doloroso las primeras veces (especialmente si estás amamantando) porque el revestimiento de tu vagina se adelgaza. Sin embargo, los médicos recomiendan seis semanas de abstinencia sexual, (incluso para el sexo oral). Esto es con el fin de prevenir infecciones, darle a tu cuerpo el tiempo necesario para que se recupere, y afrontar los posibles problemas psicológicos que haya en tu relación.

Cuando vuelvas a la práctica, asegúrate de comunicarle a tu pareja que necesitas mucha lubricación y juegos preliminares para que el acto sexual no sea doloroso. Además, un poco de ayuda en el cuidado del bebé para que puedas descansar no te caería nada mal.

Este artículo fue originalmente publicado en Parents.com

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios