Las etapas en las que tu bebé se sienta

 
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Las etapas en las que tu bebé se sienta

Texto: Stacey Wilson

Traducido por Ana Cristina González I Foto: Getty Images

Ver que tu bebé va haciéndose independiente es emocionante. Los mayores logros que todos los padres anhelan es cuando el bebé logra sentarse por sí solo. El pediatra Kurt Heyrman, M.D., dice que hay maneras en las que puedes ayudar a que tu bebé logre dominar estas habilidades motoras y ayudarlo a sentarse por sí mismo. A continuación te decimos cómo.

Antes de que se siente

Es importante saber qué buscar y cómo ayudar a tu bebé a sentarse por su propia cuenta. Puede que tu bebé comience a sentarse pronto, a los cuatro meses o un poco más tarde, a los nueve meses. No intentes apresurarlo. Según el pediatra, Dr. Kurt Heyrman, debes asegurarte de que domina las grandes habilidades motoras, como sostener su cuello, tener cierto balance y músculos del tronco.

Prepararse para sentarse

Desde el nacimiento, tu bebé tendrá tiempo boca abajo, en el que pasará tiempo jugando estando boca abajo y esto ayudará a fortalecer su cuello, estómago y los músculos de la espalda. En general, los músculos de los bebés se fortalecen desde la cabeza hasta los dedos de los pies, así que una vez que los músculos del cuello se han fortalecido, la parte superior e inferior de su espalda también se fortalecerán. Sabrá que estos músculos se han fortalecido cuando comience a levantar su cabeza del suelo y fije su mirada en dirección horizontal. Para ayudar a que el bebé domine las habilidades motoras, cámbialo de posición con frecuencia. Por ejemplo, si está sobre su espalda, voltéalo boca abajo y sácalo de la cuna y ponlo en el suelo. El Dr. Heyrman advierte: “Asegúrate de que el tiempo que pase boca abajo sea solo cuando esté despierto y estés con él en la habitación, supervisándolo”.

Problemas de estar boca abajo

Al principio, puede que a tu bebé no le gusta estar boca abajo. Pero es importante que lo haga. De esta manera, fortalecerá los músculos necesarios para sentarse y otros indicadores futuros. Es posible que lo hagas paso a paso, colocándolo boca abajo sobre tu pecho y de frente a ti. Luego, puedes intentar colocando una almohada en forma de C, como las almohadas de soporte Boppy, por debajo de sus axilas, apoyando su pecho y manteniendo de esta forma su cabeza más separada del suelo.

Punto de control

Una vez que tu bebé puede levantar la cabeza por su cuenta (por lo general alrededor de los tres a cuatro meses), puedes sentarlo en una silla de apoyo como un asiento Bumbo. Solo asegúrate de que vigilar a tu bebé mientras esté en el asiento Bumbo o alguno similar. También puedes usar almohadas para que tu bebé pueda apoyarse y que le ayude a estar sentado. 

A medida que el bebé se vuelve más fuerte, podrá sentarse por algunos segundos cuando lo coloques en la posición sentada. Al principio, es probable que se tambalee. Puede mantener su cabeza erguida y balancearse tembloroso un poco pero por lo general, será por unos segundos. Aunque en esta etapa se tropezará o caerá, aprenderá. La práctica hace al maestro, así que sé paciente. “A los seis meses”, dice el Dr. Heyrman, “la mayoría de los bebés debe ser capaz de sentarse por un segundo o dos por sí solos”.

Crear un balance

Los bebés deben aprender a tener balance antes de poder sentarse por sí solos. Aunque tener buenos músculos fuertes contribuye, eso no basta. El balance es neuromuscular, así que antes de que tu bebé pueda sentarse, necesitará cierta capacidad intelectual específica. Para ayudarlo a que pueda dominar esto, puede ponerlo en las esquinas de las sillas o los sofás para que pueda comenzar a sentir cómo es sentarse. Si quieres trabajar juntos, siéntate en el suelo con las piernas cruzadas y sienta al bebé entre tus pantorrillas y la parte interior del muslo, y de esta forma tendrá soporte seguro.

La postura trípode

Cuando el bebé está aprendiendo a sentarse, es común que saque uno o ambos brazos para ayudar a estabilizar el torso, básicamente apoyándose con los brazos como adoptando una posición de pata de cabra para sostener el peso de su cuerpo. Esta es la postura trípode. Cuando tu bebé haya desarrollado un núcleo fuerte, necesitará un poquito de ayuda balanceándose cuando intente sentarse por su cuenta. Asegúrate de sentar al bebé sobre algo suave en estas primeras semanas en las que se sentará para ayudarlo a suavizar las caídas. Alrededor de los cuatros meses, el bebé también estará más consciente de lo que ocurre a su alrededor. Puede que se distraiga cuando se siente y pierda el equilibrio. Asegúrate de supervisarlo o que esté alejado de los bordes de las sillas o sofás de donde pueda caerse.

Productos útiles

Todos los músculos del cuello y de la espalda superior y baja son necesarios para que el bebé pueda sentarse por sí solo. El uso de almohadas para apoyarlo o apoyándolo sobre algo suave, así como también asientos para bebé ayudan a que practique la postura sentada. Las almohadas ExerSaucer y Boppy; los asientos Bumbo y Jonny Jumps — son una buena forma de estimular el crecimiento muscular.

Lo que puedes hacer

Acuesta a tu bebé boca arriba para que puedas halarlo por sus brazos y sentarlo. El Dr. Heyrman sugiere que la mejor manera de aprender es: incentivarlo. Al bebé le encanta verse en el espejo. Intenta colocar un espejo un poco en alto para que se sienta motivado a sentarse y verse en el espejo. Otra idea para fortalecer los músculos: Sostén a tu bebé por debajo de los brazos para que pueda impulsarse con sus pies. El bebé todavía no se puede levantar solo, pero sostenerlo en esa posición le ayuda a ganar más fuerza corporal central.

Estar preparado

Cuando tu bebé pueda sentarse por sí solo, necesitarás hacer algunos acomodos en su habitación. A los seis meses, ya tendrá fuerza en sus brazos y querrá agarrar todo. Revisa los alrededores de la cuna y coloca todos los elementos peligrosos fuera de alcance. Por ejemplo, debes alejar todos los objetos móviles para que el bebé no quede atrapado en el móvil mientras tira de él. Además, debes bajar el colchón de la cuna para que no pueda salirse.

Precauciones

Aunque tu bebé es lo suficientemente fuerte para sostener su cabeza en alto y ya puede sentarse por sí solo, todavía no está listo para mirar hacia adelante cuando está dentro de un vehículo. Todavía hay un alto riesgo de lesionarse por la desaceleración del vehículo, así que debes ponerlo en un asiento para bebés mirando hacia atrás.

Lo siguiente, ¡gatear!

Después de que puede sentarse, continuará fortaleciendo la parte inferior de su cuerpo. Tendrá suficiente fuerza para girar sus caderas a la misma vez que aprenda a sentarse o poco tiempo después. Luego de poder sentarse, no pasará mucho tiempo cuando comience a gatear.

Este artículo fue originalmente publicado en Parents.com

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios