Etapas de la mucosidad cervical: Cómo es cuando estás fértil

 
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Etapas de la mucosidad cervical: Cómo es cuando estás fértil

Texto: Jeannette Moninger

Traducido por Ana Cristina González I Foto: Getty Images

¿Pegajosa? ¿Cremosa? ¿Blanco huevo? Este es el aspecto de la mucosidad cervical antes de la menstruación, después de la ovulación y todos los días intermedios, para que puedas predecir los días en los que tienes más probabilidades de concebir.

Seguimiento de la mucosidad cervical

Las fluctuaciones hormonales hacen que el cuello del útero segregue una sustancia llamada mucosa cervical durante el ciclo. Su aspecto, textura y cantidad cambian a lo largo del mes en función de los niveles de estrógeno.

Hay cuatro tipos de mucosidad cervical, que van del tipo 1 (menos fértil) al tipo 4 (más fértil). Si estás intentando quedar embarazada, la prueba del dedo -observar al tacto y la consistencia de la secreción frotándola o juntándola entre el dedo índice y el pulgar- es la mejor manera de comprobar los cambios del moco cervical que describimos aquí. Pero no te desanimes si no puedes distinguir las diferencias de inmediato.

“Pueden requerir hasta cuatro meses para familiarizarse con tu cuerpo y ser capaz de detectar los cambios en la mucosidad”, dice la doctora Cindy M.P. Duke, directora médica del Instituto de Fertilidad de Nevada en Las Vegas.

Mucosidad cervical antes del periodo

Es normal tener algunos días secos antes del periodo. ¿Y durante el periodo? El flujo de sangre hace que sea difícil (y un poco asqueroso) comprobar el flujo cervical. Omite la prueba del dedo, pero recuerda que es posible quedarse embarazada incluso cuando estás menstruando. Utiliza métodos anticonceptivos si no estás intentando concebir.

Mucosidad cervical el día después de la menstruación

Mucosidad cervical tipo 1: Menos fértil

Inmediatamente después de la menstruación se produce la menor cantidad de mucosidad cervical. De hecho, es posible que te sientas bastante seca y que no tengas ningún tipo de flujo. “Tus posibilidades de quedarte embarazada son más bajas cuando estás en la fase de mucosidad de tipo 1 de tu ciclo”, dice el Dr. Duke.

Mucosidad cervical una semana después de la menstruación

Mucosidad cervical de tipo 2: Baja fertilidad

Aproximadamente una semana después del final de tu período, comenzarás a notar una secreción fina con un color blanco claro. “Tu ropa interior puede sentirse un poco húmeda a medida que produces una secreción cervical tipo 2”, dice el Dr. Duke. Tus probabilidades de quedar embarazada siguen siendo bastante bajas.

Mucosidad cervical mientras el óvulo madura

Mucosidad cervical de tipo 3: Alta fertilidad

Cuando el óvulo empieza a madurar, el cuerpo produce una mucosidad cervical de tipo 3. “Esta secreción más espesa tiene un aspecto cremoso y se siente pegajosa entre los dedos”, dice la doctora en obstetricia y ginecología Sheryl A. Ross, autora de She-ology: La guía definitiva de la salud de la mujer. El período. “Este flujo es una señal de que estás entrando en tu periodo más fértil”.

Mucosidad cervical antes de la ovulación

Mucosidad cervical tipo 4: La más fértil

Tu cuerpo produce la mayor cantidad de mucosidad cervical mientras se prepara para la ovulación. “El flujo de tipo 4 es claro y tiene una consistencia elástica similar a la de la clara de huevo cruda”, dice el Dr. Duke. “Tus probabilidades de quedarte embarazada son de dos a tres veces mayores ahora”.

Mucosidad cervical después de la ovulación

Empezarás a producir menos mucosidad cervical después de la ovulación, en los días previos al inicio de la menstruación. Este flujo puede ser turbio y pegajoso.

Mucosidad cervical después de la implantación

Al principio del embarazo, el cuerpo aumenta la producción de estrógeno y progesterona. Como resultado, puedes notar un flujo más abundante después de la implantación.

Mucosidad cervical durante el embarazo

Es posible que también veas un aumento del flujo durante el tercer trimestre. Si tienes un ligero olor -resultado de los cambios hormonales- lávate con agua y jabón (nunca te hagas duchas vaginales); si tienes mal olor, acude a tu médico. A medida que se acerca la fecha del parto, el cuello uterino comienza a dilatarse y libera una secreción espesa (transparente o sanguinolenta) conocida como tapón mucoso. Algunas mujeres se ponen de parto horas después de que descienda el tapón, mientras que otras esperan varios días a que se rompa la bolsa.

Cuándo acudir al médico

Ciertos factores pueden afectar a la mucosidad cervical, como por ejemplo:

  • La lactancia
  • Los anticonceptivos hormonales
  • Infecciones de transmisión sexual
  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP)
  • Periodos irregulares
  • Cirugía cervical
  • Menopausia precoz
  • Infecciones vaginales

“Si tu flujo tiene un olor fuerte, parece demasiado espeso o es de color verdoso o amarillento, acude a tu médico”, dice el doctor Ross. “Es posible que tengas una infección bacteriana, por hongos o de transmisión sexual que requiera tratamiento”.

Este artículo fue originalmente publicado en Parents.com

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 
 

comentarios