6 verdades sobre el sexo posparto

 
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 

Así que fuiste a tu chequeo posparto a las seis semanas y te dieron el visto bueno para tener sexo nuevamente, ¡genial! Pero, ¿sabes qué debes esperar si comienzas a tener relaciones? Si todavía no estás muy clara, que no cunda el pánico  

Esto es lo que necesitas saber sobre el sexo posparto.

1. La disminución de la libido es común

Independientemente del tipo de parto que hayas tenido, el deseo sexual puede ser fugaz en el período posparto. Al cuidar a un recién nacido, habrá estrés, falta de sueño y hormonas en juego. Es difícil adaptarse a tu nueva vida como madre.

Tu salud mental también puede afectar la libido. La ansiedad y la depresión posparto son comunes, o tal vez tuviste problemas de salud mental antes de dar a luz.

2. La lubricación nunca está de más  

Cuando estás embarazada, los niveles elevados de ciertas hormonas, incluido el estrógeno, recorren tu cuerpo. Luego, después de dar a luz, el estrógeno disminuye, lo que puede provocar sequedad.

El estrógeno ayuda a mantener el tejido vaginal húmedo con un líquido lubricante transparente. Sin suficiente estrógeno, no solo no tendrás el mismo nivel de humedad, sino que tu tejido vaginal puede encogerse y adelgazarse. Todo esto puede hacer que tu vagina esté mucho más seca de lo normal después del nacimiento, lo que hace que las relaciones sexuales sean incómodas. Con esto en mente, asegúrate de estar preparada.

3. Sentirse sexy puede ser un desafío

No es ningún secreto que puede ser muy difícil abrazar tu nuevo cuerpo posparto. Falta de sueño, demasiado contacto físico, dolor, todo se siente diferente. Sensibilidad en los senos y pérdida de líquido: puede ser muy difícil sentirse como un ser sexual. Por esto, es importante que mantengas abiertas las líneas de comunicación con tu pareja, bloquees los pensamientos negativos y disfrutes de la intimidad con tu pareja.

4. Tu pareja también puede estar preocupada 

Muchos hombres se sienten bastante preocupados sobre si el sexo hará sentir incómoda a la mujer en esos primeros días. Aquí la comunicación también es clave. Sigue hablando sobre cómo te sientes con respecto al sexo. Tal vez quieras tomarte las cosas con calma con los puntos de sutura, o tal vez simplemente no puedas soportar que te toquen los senos mientras estás amamantando. Los límites cambiarán con el tiempo y mantenerte en sintonía con los niveles de comodidad ayudará a que la primera vez sea mucho más fácil.

5. Prepárate para un nuevo orgasmo femenino

El embarazo también conduce a cambios en el equilibrio hormonal del suelo pélvico de muchas mujeres. Esto puede conducir a un cambio temporal en la calidad de tus contracciones orgásmicas y las sensaciones que las acompañan. Esta no es una situación mejor ni peor. Es algo de lo que hay que estar consciente y no preocuparse.

6. Necesitas un método anticonceptivo 

Olvídate del cuento de viejas que dice que no puedes quedar embarazada si estás amamantando. Incluso si estás amamantando exclusivamente y aún no has tenido tu período, aún podrías ovular. Habla con tu médico después del parto para analizar las opciones de control de la natalidad posparto.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 
 

comentarios