¡A huir! Cinco hombres tóxicos… y cómo reconocerlos a tiempo

 
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for ¡A huir! Cinco hombres tóxicos… y cómo reconocerlos a tiempo
Prev2 of 3Sgte
Use your ← → (arrow) keys to browse

EL CHICO MALO

El rebelde sin causa tiene un aura de romance que puede resultar irresistible. Pero, con el paso del tiempo, este modelo puede pasar de irresistible a ¡insoportable!

Señales de peligro: pierde el empleo porque no le gusta seguir las reglas de otros; bebe de más para ahogar su dolor existencial y a ti te toca pagar sus fianzas; desaparece durante tres días y nunca te enteras dónde estuvo ni con quién; tiene hijos con diferentes mujeres y no les pasa manutención porque está peleado con todas… En fin: su vida es una larga cadena de problemas que siempre son culpa de otros. La realidad es que detrás de la fachada de chico malo… sólo hay un gran irresponsable.

Algunas mujeres permanecen al lado de este ejemplar por varios motivos: necesitan drama en su vida y el chico malo es una verdadera fábrica de problemas. Otras se proponen enderezarlo, mientras que muchas satisfacen sus instintos maternales rescatándolo de sí mismo, sintiéndose así necesitadas. Si éste es tu problema, la solución radica en aceptar que este comportamiento nada tiene de romántico y sí mucho de infantil y desconsiderado. Cuando aprendas a valorar la consideración, la responsabilidad y la madurez emocional, te sentirás atraída por otra clase de hombre.

EL INDECISO/INALCANZABLE

Llevas seis meses —o seis años— a tu lado y la relación se compara con la canción de Ricky Martin: “un pasito pa’lante, María, un pasito pa’trás”. O sea: que no avanza. ¿Alguna vez se te ha roto un termómetro y has tratado de recoger el mercurio? Entonces sabes cómo es este ejemplar: huidizo e imposible de atrapar.

Señales de peligro: si le preguntas hacia dónde va la relación, sus respuestas siempre son: “No estoy listo para formar un compromiso serio”, “Todavía no sé quién soy, estoy buscándome”, o “Necesito más tiempo”. Además, cuando se siente acorralado, propicia una pelea para romper contigo. A los pocos días vuelve y —¡ya conoces el patrón!— tu pregunta sigue en el aire.

Quizás él realmente no sepa lo que quiere. En ese caso, presionarlo puede ser contraproducente para ambos (¿quién quiere una relación forzada?). Pero si compruebas que él te está dando largas dado que le satisface la relación tal como es y no tiene intenciones de cambiarla, debes preguntarte si estás feliz así. Si lo estás, nada tiene de malo en seguir en esta situación. Si no es así, entonces eres tú, y no él, quien debe tomar la decisión definitiva.

Prev2 of 3Sgte
Use your ← → (arrow) keys to browse

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios