Cómo criar a un amante de la lectura

 
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Cómo criar a un amante de la lectura

Por Carol Guensburg, de Parents Magazine

Pasión por la lectura

Había una vez una niña pequeña que dejaba una estela de libros adonde sea que fuera. Le encantaba acurrucarse en tu falda mientras le leías su cuento preferido una y otra vez. Y después rogaba que lo leyeras: “¡una vez más!”.

Los años pasaron y esa niña creció. De repente, se transformó en una preadolescente, y te diste cuenta de que eras tú la que le rogaba que tomara un libro.

Si esta historia te suena familiar, no estás sola. A muchos preadolescentes no les gusta leer. Irónicamente, la enseñanza formal de la lectura disminuye a medida que los niños avanzan hacia los años superiores, en los que se encuentran con material más difícil. Si agregas la competencia por el tiempo de tu hijo, incluso los niños que comienzan como buenos lectores pueden salir perdiendo.

Además de todo, existe el desliz del verano. “Para muchos niños, los libros desaparecen apenas termina la escuela”, sentencia Carol Rasco, presidente de Reading is Fundamental, una organización nacional dedicada a motivar a los niños para que lean. “Para cuando llega septiembre, las habilidades de lectura han sufrido un grave retraso”. Pero el verano es un buen momento para ayudar a tu preadolescente a descubrir, o redescubrir, la pasión por la lectura. ¿Qué puedes hacer para ayudarlo?

Hazlo valer

“Encuentra libros relacionados con temas que le interesan a tu hijo”, sugiere Catherine E. Snow, PhD, profesora de educación en Harvard Graduate School of Education. Aunque esto puede sonar muy simple, muchas de las lecturas obligatorias de la escuela pueden parecer lejanas e irrelevantes para los niños. Como probablemente has notado, los preadolescentes desestiman con rapidez cualquier cosa que no tenga una conexión obvia e inmediata con sus vidas. Ya sea que el tema elegido sea el hip-hop, las celebridades o lo sobrenatural, la clave es encontrar libros que los comprometan emocionalmente y que sean relevantes.

Piensa con originalidad

Tu meta es lograr que tu hijo piense que leer es una actividad útil y divertida, no una tarea. “Si tienes un preadolescente al que le gustan las carreras de NASCAR, por ejemplo, los artículos de revistas y periódicos sobre carreras pueden ser más manejables que un libro entero”, recomienda Rasco. Lo mismo sucede con la sección de deportes, la última revista de moda… hasta un manual de instrucciones puede servir. Si tienes un amante de los cómics, puedes iniciarlo en las novelas gráficas. Estos libros combinan ilustraciones y texto, generalmente con imágenes y argumentos sofisticados. Otras ideas: imprime artículos interesantes de sitios web o comparte reseñas de películas; todo cuenta, siempre y cuando sea una experiencia de lectura constante.

Obtén la tarjeta

“Redescubre tu biblioteca local”, promueve Ellen Fader, presidente de la Association for Library Service to Children, parte de la American Library Association. Si no has estado recientemente en una biblioteca, es probable que te sorprendas: las bibliotecas de hoy son lugares dinámicos. Muchas tienen programas especiales para preadolescentes, ofrecen listas de libros recomendados y cuentan con especialistas que están tan interesados como tú en que tu hijo tenga un excelente libro entre sus manos. Y recuerda, es completamente adecuado que los niños de entre 9 y 12 años escojan su propio material de lectura.

Crear un hogar de ávida lectura

“Escoge un momento específico (después de cenar, el domingo por la mañana o antes de ir a dormir) en el que toda la familia lea”, alienta la Dra. Snow. Si no agregas la lectura al esquema, se perderá en el tumulto y el ajetreo de sus vidas. Y todos deberían leer, no solo los niños. Sin embargo, ten en cuenta que no es necesario que este sea un momento de silencio. “Un hecho lamentable es que, una vez que los niños aprenden a leer de manera independiente, los padres generalmente dejan de leerles”, recuerda Fader. Rechaza esta tendencia y comienza una noche de lectura familiar. Voten para elegir un libro (o alternen a quién le toca elegir) y tomen turnos para leer párrafos, páginas o capítulos en voz alta. Finalmente asegúrate de que haya libros, revistas y periódicos disponibles en toda tu casa.

Escribe un final feliz

“Si tu hijo lee cuatro o cinco libros este verano, es probable que cuando regrese a la escuela esté leyendo en el nivel del grado”, anuncia Rasco. Si, como familia, hacen de la lectura una parte integral y valiosa de la vida diaria, incrementarán las posibilidades de tener un lector ávido y apasionado que aprecie la palabra escrita tanto como el brillo de la televisión, la computadora, la Play Station y el iPod nano.

Carnada de libros

Tienta a tu hijo a leer y discutir.

  • Organiza una maratón de lectura. Desafía a todos los integrantes de la familia a leer una cantidad mínima de páginas o libros durante un mes. Ofrece premios tales como una tarjeta de regalo para una librería.
  • Comienza un club de lectura. Reúnanse con otras familias y elijan un libro para leer y discutir cada mes. Mira las listas de libros notables para niños en el sitio web de la American Library Association: ala.org.
  • Jueguen a criticar los libros convertidos en películas. Lean el libro, y luego alquilen la película basada en el libro. Discutan cuál es mejor y por qué. Algunas buenas opciones para comenzar: Gracias a Winn-Dixie, Charlie y la Fábrica de Chocolate, La Llave Mágica, El Mundo Encantado de Ela y La Princesa Prometida.

Libros apasionantes

Conecta la personalidad de tu hijo con una buena lectura.

Para tu aventurero

  • Midnight Magic, de Avi. A los fans de Harry Potter les encantará esta historia sobre un mago y su sirviente que intentan descubrir quién está atormentando a una hermosa princesa.
  • The Conch Bearer, por Chitra Banerjee Divakaruni. Un curandero indio le pide a Anand que le ayude a devolver una concha mágica a su hogar en el Himalaya.

Para el poeta incipiente

  • A Family of Poems: My Favorite Poetry for Children, editado por Caroline Kennedy. Algunos son famosos, otros desconocidos, ¡pero todos son buenísimos!
  • A Kick in the Head: An Everyday Guide to Poetic Forms, compilado por Paul B. Janeczko. Esta antología presenta un abanico de formas poéticas, desde quintillas jocosas hasta sonetos.

Para fanáticos de los deportes

  • Snowboarding on Monster Mountain, de Eve Bunting. Una historia sobre dos niñas, snowboarding y la amistad.The Warriors, de Joseph Bruchac. Cuando Jake deja la reserva iroquesa para ir a un internado en Washington, D.C., el lacrosse le ayuda a crear puentes entre las culturas.

Foto: iStock

Lee más
thumbnail of feature post
5 consejos para incentivar la lectura en los niños

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios