12 consejos de seguridad para tu próximo viaje por carretera

 
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 12 consejos de seguridad para tu próximo viaje por carretera

Si estás planificando un viaje por carretera con tu familia, necesitarás comenzar a verificar esta lista de seguridad al menos unos días antes de salir a la carretera.

Por Monica Bernstein e Ingela Ratledge / Foto: Getty images

Si tus próximas vacaciones son un viaje por carretera, prepárate: tu automóvil está a punto de convertirse en una habitación familiar móvil. Por lo tanto, hazlo seguro para los niños. Esto probablemente llevará cierto tiempo, así que comienza unos días antes del viaje. De esta manera:

1. Realiza una puesta a punto. Para lanzarte a la carretera sin problemas (y por el bien en general), asegúrate de que tu automóvil esté en buenas condiciones de funcionamiento. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) recomienda que un mecánico calificado revise los neumáticos, batería, cinturones de seguridad, fluidos y el aire acondicionado. Si conduces en un clima cálido o remolcas un bote o un tráiler, quizás necesite un aceite de motor con una viscosidad más alta.

2. Duerme bien por la noche. Según la NHTSA, conducir con sueño es un factor que contribuye a 100.000 accidentes anualmente. Conduce únicamente cuando hayas descansado bien y, si es posible, alterna la conducción con otro adulto cada pocas horas.

3. Mejora el asiento de tu auto o el asiento elevado. ¿No estás seguro de si los asientos de tu automóvil o los asientos elevados están instalados correctamente al 100%? Ocho de cada 10 no lo están, lo que expone a los niños a un grave riesgo de sufrir lesiones o la muerte. Llama al 866-SEAT-CHECK para encontrar un lugar cercano para una inspección gratuita del asiento de seguridad.

4. Prepárate por seguridad. La NHTSA recomienda empacar un kit de emergencia que incluya:

  • Agua
  • Mantas calientes
  • Una linterna
  • Cable puente
  • Bengalas
  • Herramientas para cambiar una neumático
  • Un teléfono celular completamente cargado
  • Botiquín de primeros auxilios

También es aconsejable suscribirse a un plan de asistencia en carreteras. Simplemente asegúrate de saber dónde llamar en caso de emergencia y qué tipo de asistencia incluye tu póliza. O afíliate a OnStar, que ofrece Asistencia Vial y Servicios de Emergencia, además de brindarte acceso a un asesor en vivo al otro lado de la línea para ayudarte.

5. Cuídate del sol. Equipa a todos los miembros de la familia con bloqueador solar y gafas de sol. Quizás hasta quieras ponerle un sombrero a tu pequeño e invertir en un quitasol para el asiento trasero. Cuando salgas del automóvil, cubre los asientos de seguridad con mantas para que no se calienten demasiado y no quemen la piel sensible del bebé, y haz una prueba de tacto antes de dejar que se amontonen los pasajeros. Nunca dejes a los niños solos en el automóvil. Con una temperatura exterior de solo 80 grados, el interior de un automóvil estacionado puede alcanzar temperaturas mortales en solo segundos.

6. Registra el asiento trasero. Asegúrate de que los seguros para niños estén activados en ventanas y puertas al alcance de manos curiosas. También tendrás que quitar cualquier sustancia venenosa del asiento trasero, como líquidos de limpieza. Luego, busca alrededor por potenciales peligros de asfixia (perillas que se sueltan fácilmente, monedas sueltas entre los cojines del asiento) y retira los posibles proyectiles (libros de tapa dura, juguetes, etc.). Cuando tu vehículo viaja a 40 millas por hora, todo lo demás también viaja a esa velocidad. Al detenerte repentinamente o al colisionar con algo, cualquier cosa que no esté amarrada seguirá moviéndose hasta que choque con algo, que pueden ser tú o tu hijo, señala Carole Guzzetta, directora del Programa de Protección de Ocupantes del Consejo Nacional de Seguridad, en Washington, D.C.

7. Mantén un bajo peso. Guarda los artículos pesados en la parte baja de los asientos para que no se conviertan en proyectiles durante una parada repentina. Por la misma razón, las maletas, cochecitos y cualquier otra cosa guardada en un área de carga abierta deben estar asegurados.

8. Ajusta tu postura. Haz un esfuerzo consciente para sentarte derecho, porque estar encorvado puede causar somnolencia. “La gente suele sentarse demasiado lejos del volante y los pedales”, dice Ben Collins, ex piloto de NASCAR, piloto de maniobras y autor del libro How to Drive. “Tus piernas deben estar dobladas para que puedas ejercer una fuerte presión sobre el pedal del freno, y tus codos deben estar ligeramente doblados para que puedas usar toda tu fuerza para girar el volante en caso de ser necesario”.

9. Divide el viaje. Cada dos horas, cambia de conductor o haz una rápida parada estratégica. Beber agua también te ayudará a mantenerte más alerta y te obligará a hacer paradas para ir al baño.

10. No mires hacia las luces. Gracias a los faros brillantes de los coches que vienen en sentido contrario, “la luz puede ser cegadora”, como dice una vieja canción. El globo ocular tiene dos tipos de receptores y los que trabajan de noche son extremadamente sensibles, dice Collins. “Desvía la mirada hacia la orilla inferior derecha de la carretera. Tu visión periférica te permitirá seguir conduciendo en la dirección correcta”.

11. Mira a lo lejos. “La mayoría de los conductores no miran lo suficiente hacia la carretera para ver que se avecinan peligros”, dice Collins. “En tráfico denso, es necesario mirar al menos diez autos por delante. En tráfico de flujo más rápido, esa longitud se reduce a cinco”.

12. Ignora las llamadas telefónicas. Incluso si tienes manos libres, hablar por teléfono es peligroso. La región del cerebro que procesa imágenes en movimiento disminuye su actividad hasta en un tercio cuando estás escuchando al otro lado de la línea. Hablar por teléfono y conducir al mismo tiempo es como hablar por teléfono y ver televisión– Te perderás de algo en un lado o en el otro.

Este artículo fue originalmente publicado en Parents.com

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios