skin
skin
Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Cómo perder el peso extra que subiste durante las festividades

 
Consejos para reducir peso después de las festividades de fin de año.
 
Cómo perder el peso extra que subiste durante las festividades Se acabaron las fiestas, oficialmente. El pasado 6 de enero, Día de Reyes, fue la última excusa que tuviste para comer cuanto antojito se te pasó por delante, alegando que "durante las
              
 

Se acabaron las fiestas, oficialmente. El pasado 6 de enero, Día de Reyes, fue la última excusa que tuviste para comer cuanto antojito se te pasó por delante, alegando que “durante las festividades es imposible hacer dieta”. Si entre postres, carnes y amasijos has notado que la ropa te está quedando ajustada y la balanza te indica que te has subido un par de libras, este es el momento indicado para tomar las riendas de la situación. Sigue estos consejos para recuperar la figura que tenías antes de las celebridades y decirle adiós a esas libras de más.

Desintoxícate: La combinación de alcohol, harinas refinadas y azúcares que suele acompañar la temporada de fin de año es mortal para tu organismo. Date por lo menos unas dos semanas de descanso del alcohol y las harinas refinadas. Escoge por el contrario harinas integrales y alimentos frescos a la hora de tus comidas.

Evita las calorías líquidas: una copa (5 onzas) de vino rojo contiene 127 calorías, si haces la cuenta de cuántas te tomaste durante la época de Navidad terminarás espantada. No te preocupes, no es momento de sentir cargo de conciencia sino de actuar. Reemplaza las bebidas que normalmente consumes (jugos, gaseosas, etc) con el más maravilloso de los líquidos, el agua. Con cero calorías, el agua te ayuda a eliminar toxinas, mantiene tu piel hidratada y te ayuda a bajar de peso. Actualmente en el mercado puedes encontrar una amplia variedad de aguas saborizadas y también puedes optar por tomar tes sin azúcar para mantenerte calientita en estos días de invierno.

Muévete: Muchas personas se prometen a si mismas comenzar una rutina de ejercicios radical al comenzar el año, lo cual suele concluir en un esfuerzo fallido y un enorme peso en la conciencia (y en las caderas). Sé realista, opta por caminar un poco más durante el día, tomar las escaleras, salir a jugar con tus hijos al parque durante los fines de semana, llevarte a tu pareja a bailar en la noche de viernes o cualquier otra actividad física que te ayude a bajar poco a poco, pero de manera segura, los kilitos que ganaste.

Alimentación: Si bien es cierto que durante las navidades no le puedes decir que no al postre de la abuela, el pavo relleno de tu madre o los cócteles de tu tío, eso no significa que sigas con la misma rutina una vez se han acabado las festividades. Opta por hacer una lista a conciencia de la comida que es buena para ti y atenerte a ella cuando vayas de compras: las frutas, las verduras y las proteínas magras deben encabezar tu lista.

Evita las dietas milagrosas: Es comprensible que te sientas incómoda ahora que tu vestido favorito te queda ajustado, pero no pretendas darle solución a tu aumento de peso con una dieta extrema que pueda resultar perjudicial para tu salud.

Foto: Digital Vision

 
 
 
 

Comentarios