4 técnicas efectivas para castigar con tiempo de espera a tus hijos

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 4 técnicas efectivas para castigar con tiempo de espera a tus hijos

Esas son algunas de las preguntas que ocasionalmente se hacen los padres con respecto a cómo manejar los tiempos de espera cuando castigan a sus hijos sin desesperarse y decaer en el intento. Estas 4 recomendaciones sobre comportamiento te pueden ayudar.

1. Área adecuada: Si tu hijo constantemente protagoniza alguna rabieta, travesura o malacrianza se debe elegir un área adecuada donde él puede pensar y analizar el acto.

“Un buen lugar de tiempo de espera es aquel donde los padres tengan la posibilidad de monitorear que su niño esté realmente herido”, dice el Dr. Dean Pearson. En este caso, el especialista recomienda que se use una silla, tapete u alfombra, al cual se le colocará un nombre, como por ejemplo: “silla de pensar” o “zona tranquila”, eso sí, asegúrese de que la zona sea aburrida y esté lejos de las distracciones de otros hermanos, la televisión, juguetes u objetos que pudiera utilizar para irritarte.

Una vez elegido el lugar, decide la cantidad de tiempo que su hijo va a pasar allí. Una buena regla general es de un minuto por cada año de edad del niño. Así, a 2 años de edad, obtendría dos minutos de tiempo de espera mientras que un 4-años de edad, obtendría cuatro minutos.

Si detectas que los tiempos cortos no tienen el efecto deseado, aumente la longitud de la mitad del tiempo (por lo que sus 4 años conseguiría un extra de dos minutos, para un total de seis minutos), indica el Dr. Pearson.

2. Explicar el por qué: Cuando ambos (madre e hijo) estén de buen humor, explícale por qué a veces lo envías a la “silla de pensar”: un lugar tranquilo donde irá si él no se comporta y obedecer ciertas reglas o si necesita calmarse.

Es bueno que elijas cuatro malos comportamientos (golpear, morder, gritar enojado, hacer berriche), y que seas específica acerca de qué reglas no se deben pasar en alto para no ir a la “silla de espera”. Hazle saber el tiempo que permancerá ahí si no las cumple.

3. Nunca esperes: Si su hijo cometió un error y necesita darle tiempo de espera, nunca esperes terminar de ver tu programa de televisión o de lavar los platos para llevarlo. ¡Actúa de inmediato! Los tiempos de espera son más eficaces cuando se les da mientras que la mala conducta está ocurriendo.

“Los niños pequeños tienen poca memoria, por lo que si la consecuencia no es inmediata, olvidan el mal comportamiento y se confunden cuando son castigados más tarde. Incluso si estás lejos de casa, puede diseñar opciones de tiempo de espera”, afirma el Dr. Fisher. Lugares adecuados para dar a su hijo un descanso inmediato pueden ser una esquina en el centro comercial, un pasillo vacío en el supermercado, un banco en el parque, o un lugar fuera del coche.

4. Guarda la calma: Los tiempos de espera son una manera de darle a tu hijo que se porta mal un descanso para recuperar el control de sí mismo, pero también para asegurarse de que está manteniendo sus propias emociones bajo control. Cuando le das a tu hijo un tiempo de espera, evitas gritos, críticas, o meterte en las versiones de largo aliento de “te lo dije”. Basta indicar el comportamiento inapropiado en un tono firme y tranquilo, y no dar demasiada explicación cuando es necesario enviarlo a tiempo de espera. Todo lo que necesitas decir es: “no voy a pegarte pero, vas a tiempo de espera”.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios