¿Es bueno sobornar a los niños para conseguir lo que quieres?

 
bytes
 
 
         
 
 
image for ¿Es bueno sobornar a los niños para conseguir lo que quieres?

Con golosinas, paseos, dejarlo ver televisión o hasta usar tu celular… ¿Con qué otras cosas sobornas a tu hijo para conseguir que se coma toda su comida o para que se le pase un berrinche?

Erin Schlicher, consejero de la asociación Empowering Parents, afirma que sobornar a los niños solo promueve conductas que al final harán que él consiga lo que quiere.

“Siempre escucho a padres describir las interacciones con sus hijos en las cuales ellos les prometieron reconocimientos y actividades a cambio de que se comportasen adecuadamente. Es ahí cuando los niños viven esperanzados en conseguir algo especial por simplemente ejecutar sus responsabilidades diarias como tender la cama, recoger su ropa, hacer sus tareas o hasta comer toda su comida para mantener una dieta balanceada”, dice.

Por eso el especialista en temas familiares alerta a mamá y a papá que este tipo de actitud se convierte en un patrón permanente que incentiva a los niños a actuar de esta manera hasta conseguir lo que quieren aunque creas que el beneficiado has sido tú.

Schlicher da un ejemplo claro del sentimiento de una madre al ir al supermercado con sus pequeños.

“Por cumplir con su tarea de hacer las compras en la tienda, mamá lleva a sus dos hijos con ella. Mientras observa precios y demás, está afligida porque sus niños no paran de corretear por los pasillos del establecimiento. Para calmarlos, les indica que no tendrán el castigo merecido pero, sí les pide que mantengan la calma. Si lo hacen, obtendrán una barra de chocolate. ¡Genial, funcionó! Pero, luego la madre se siente utilizada e impotente”, explica el consejero. “Los menores de edad se salieron con la suya porque si no mamá paga las consecuencias por la falta de disciplina y lo peor de todo lo seguirán haciendo mientras les funcione”, añade.

¿Cómo actuar?

Es normal que los padres se sientan confundidos sobre la diferencia entre un soborno por el buen comportamiento y una recompensa.

Según explica el integrante de Empowering Parents el soborno se presenta en un momento de presión y como es normal, quieres cambiar su forma de actuar y le ofreces algo que no tenías planeado. Por otro lado, las recompensas sirven para destacar el buen comportamiento en lugar de estar siendo manipulado y extorsionado.

“Lo podemos ejemplificar muy bien en el campo laboral. Luego de completar tus labores, recibes tu recompensa que es el salario. En el caso de tus hijos, la motivación para satisfacerte se aplica en diferentes fases de su desarrollo y aunque la mayoría desean mantener buenas relaciones con sus padres, si reciben premios sin importar su comportamiento, no les interesará practicar nuevas habilidades”, indica el consejero.

Incentiva disciplina con amor y hazle saber que tú eres la persona correcta y más cercana para corregirlo y hacerlo mejor persona.

 

Foto: iStock 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios