Qué hacer cuando los niños se portan mal

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Qué hacer cuando los niños se portan mal

Vas al supermercado y como no le compras el juguete que él quiere, se tira al piso, patea y grita. Esta es solo una escena de mal comportamiento que tienes que presenciar y resolver cuando eres madre.

Si ya no sabes como inclucar disciplina con amor, toma en cuenta que la clave está en evitar el exceso de permisividad, que deriva en pequeños egoístas y acostumbrados a que nunca les digan que NO. Tampoco caigas en ser una mamá autoritaria que lesiona la autoestima de tu hijo.

Jordi Sasot, pediatra considera que para que tu niño no se porte mal es necesario cortar el problema desde un inicio.

“Los padres tienen que cortar el problema desde la raíz y marcar las normas que sus niños tienen que seguir. Hazlo antes de los 4 años de edad”, afirmó el experto en una entrevista realizada a la Fundación Eroski.

El pediatra afirma que en algunos casos ese “mal comportamiento” se relaciona por la sobreprotección de los padres al solucionar los problemas que el niño tienen que resolver en su afán por impartir disciplina positiva.

“Si a tu hijo de 3 años aún le das de comer, lo dejas ir a la cama cuando él lo desee y resuelves todos sus conflictos, él nunca sabrá cómo manejar la frustración ante un ‘NO'”, asegura Sasot.

Para la pedagoga Elena Roger te recuerda una escena muy común y que seguramente te sucede: “Al ser madre repites y recuerdas a tu hijo lo que tiene que hacer. ¡No consigues que lo haga…! Luego negocias y sermoneas sin éxito alguno. Terminas con gritos, insultos y amenazas. Al final todo se convertirá en patrones destructivos de comunicación y en quebrantar la relación mamá e hijo. Nada de esto promueve la educación en valores”, explica Roger.

El castigo

Este es contraprudente en varios sentidos. ¿Por qué?

Son solo una solución momentánea.
Cuando finaliza el castigo, el niño perfecciona sus travesuras.
Se hace más habitual y con más energía. Se vuelve en vício.
Induce al aumento de agresividad en los niños.

¿Qué hacer ante el mal comportamiento?

Antes de aplicar un castigo, hazlo con técnicas de sanción. Acá advertirás a tu pequeño sobre las consecuencias de sus actos y de las que solo él deberá cumplir. Si vez que no acata las normas, deberá aprender a resolver sus problemas porque nadie más lo hará por él. Por ejemplo: Si es hora de comer pero, tu hijo no quiere hacerlo, no ofrezcas otro plato si antes no se ha terminado el que ya le serviste. Si tiene que ir a la cama pero, no lo hace, al día siguiente no podrá llorar ni mucho menos hacer berrinches porque está cansado o tiene sueño.

Tu objetivo como mamá es que tus hijos aprendan pautas de comportamiento y así varíen su conducta a largo plazo. De ahí la importancia de buscar técnicas que den frutos y que no sean momentáneas. Sin duda, las políticas de recompensa son las que te ayudan a conseguir efectos estables.

Aprende también 11 maneras de corregir los berrinches

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios