6 pasos para enfrentar un berriche y no morir en el intento

 
bytes
 
 
         
 
 
image for 6 pasos para enfrentar un berriche y no morir en el intento

Grita, patea, llora y se tira al piso esas son las reacciones de los niños cuando son protagonistas de un molesto berrinche. 

Este tipo de comportamiento sucede cuando tu hijo es incapaz de regular sus impulsos emocionales, lo cual desemboca en una aparente pérdida de autodominio, explica la Investigación y Práctica de la Niñez Temprana.

Las rabietas son formas inmaduras de expresar frustración, ira o enojo, por lo que es necesario que como su madre o su padre le enseñen desde los 3 años a mostrar sus sentimientos con palabras (¿Por qué estás enojado?).  Al usarlas los niños tienen la oportunidad de llamar la atención de los adultos para ganar alguna cosa, protestar por lo que se le quitó o hasta escapar de una situación.

La psicóloga Zulme Lomelli  asegura que son típicos en niños entre los 2 y 3 años porque a esa edad apenas comienzan a conocer los conflictos y su limitado vocabulario les impide comunicarse de manera efectiva, lo que hace que recurran a las patadas, amenazas o gritos.

Llega el momento en que tu hijo aprende a manipular por medio de los berrinches, es ahí cuando necesitas aprender algunas estrategias para hacerle frente a su acción y no morir en el intento. La Dra. Lomelli te da las pautas a seguir.

Usar disciplina con amor es vital en situaciones como estas. Lo primero que tienes que hacer es identificar la razón de su mal comportamiento. Por ejemplo, si van al supermercado y él te pide que le compres el último juguete de moda pero no accedes, su frustración se transformará en manipulación. Entiende que por más que llore no siempre puedes dárselo todo.

-Dale “tiempo fuera”. Después de dar un tercer aviso, has de cumplir una consecuencia. Esta técnica consiste en enviar a tu hijo a su habitación o a la “silla de pensar” por un intervalo de tiempo de acuerdo a su edad (un minuto por cada año del niño). Estando en el lugar deberá permanecer solo y no tendrá acceso a ningún aparato electrónico. La efectividad no está en el tiempo que tuvo que cumplir un castigo sino en la interrupción de lo que estaba haciendo.

– Hazle entender que entiendes su molestia, pero que le prestarás atención cuando esté más tranquilo. Educar en valores es una manera adecuada de hacerlo pues el niño aprende a distinguir sus sensaciones y emociones a tal punto, que llega a comunicar lo que siente antes de hacer un nuevo berrinche.

Lee más
thumbnail of feature post
5 acciones para controlar los berrinches de los niños (FOTOS)

-Sabemos que las rabietas de tu hijo a veces te hacen sentir angustia, pena y hasta tristeza pues has probado cientos de alternativas y ninguna te da dado resultado. Hacerle sentir que lo amas y que estás ahí para ayudarlo es una excelente opción. Los niños aman que su adecuado comportamiento sea aplaudido. ¡Hazlo!

– Déjalo que llore y se canse. Recuerdo que cuando era pequeña lloraba tanto que me cansaba y me quedaba profundamente dormida. En su momento no entendía a mi madre, pero ahora le doy la razón. Su intención siempre fue darnos lo mejor y enseñarnos con disciplina con amor que los niños desde pequeños deben aprender educación así como disciplina.

-Ser constante. Por ejemplo, si tu hijo tiene entre 0-5 años todas las correcciones deben ser impuestas de inmediato. Si sucede lo contrario no entenderá la conexión entre comportamiento premio – castigo, explicó Alfonso Ladrón, psicólogo clínico al periódico Abc.es .

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios