Para navegar seguros: ocho pautas para proteger a tus hijos en Internet

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Para navegar seguros: ocho pautas para proteger a tus hijos en Internet

Internet dejó hace mucho tiempo de ser un mundo reservado para los adultos, y cada vez niños más pequeños tienen acceso a aplicaciones de mensajería, redes sociales videos y juegos. ¡Y hasta los manejan mejor que los grandes! Sin dudas, ese universo digital puede darles muchos beneficios, pero es también riesgoso.

Si bien sabemos que es imposible garantizar una seguridad completa o mantener una completa privacidad al estar conectados, sí hay formas de protegernos y navegar más tranquilos. La organización Connect Safety, en Estados Unidos, da algunas pautas para cuidar a los niños y adolescentes.

1. Cuidado con los videos
Pueden aparecer enlaces maliciosos en sitios tan populares como YouTube para compartir videos, que direccionan a contenido inapropiado o ilegal o a sitios de terceros que colectan información confidencial. Enséñale a tu hijo a desconfiar de las invitaciones para “hacer un nuevo amigo” y los mensajes que buscan tentarlos como “descubre quién habla de ti” o “… quién está enamorado de ti”.

2. Computadoras compartidas
Cuando los niños usan la computadora de la familia o de un adulto pueden ver contenido no apto al revisar el historial. Su actividad en línea también puede afectar a otros usuarios y sus compras online o uso de cuentas bancarias.

3. Pequeños fanáticos
Los niños y adolescentes pueden ser fervientes fanáticos y seguir en línea a sus artistas, celebridades o jugadores favoritos, e intentar chatear y conectarse con ellos. Enseña a tu hijo a ser cauteloso con los sitios de fans que no son oficiales.

4. Evitar ser pirateados
Enseña a tu hijo a no compartir sus contraseñas, incluso con sus amigos más cercanos, y a siempre cerrar sus cuentas cuando terminen de usar computadoras o dispositivos compartidos. Los navegadores “recuerdan” muy bien las contraseñas a menos que se use el modo “privado” o “de incógnito”. Muéstrale cómo activar ese modo y cómo eliminar sus cookies y su historial.

5. Aplicaciones seguras
Hay cientos y cientos de aplicaciones con todo tipo de funciones que se pueden descargar con facilidad en un teléfono o tablet, y no todas son de desarrolladores certificados. Antes de que tu hijo descargue una aplicación, verifica qué hace la aplicación, qué información recopila y para qué usa esa información. Busca aplicaciones legítimas descargándolas desde la función correspondiente de teléfono, y revisa la descripción en detalle, así como los comentarios y valoraciones. Si desconfías de una aplicación que ya está en tu teléfono, elimínala de inmediato.

6. Teléfono con contraseña
Protege tu teléfono con una contraseña, código numérico, gesto o huella digital. También verifica las configuraciones de seguridad del dispositivo.

7. El geolocalizador
Algunos servicios de ubicación, como mapas o aplicaciones para ayudar a los padres a saber dónde están sus hijos, pueden dar más seguridad a la familia, pero debes tener en cuenta que no todas las aplicaciones necesitan la ubicación de los usuarios para funcionar correctamente (y muchas la usan solo para recopilar información con fines comerciales). Revisa cada aplicación que usa tu hijo para ver si recopila información sobre sus ubicaciones y, si ustedes no se sienten cómodos compartiendo esos datos, desactiva ese permiso.

8. Hablemos de seguridad
Habla con tu hijo acerca de cómo hay algunas personas que intentan aprovecharse de los demás robándoles su dinero o su información, y explícale que es importante tomar precauciones. Luego, vuelve a hablarlo, que no sea una conversación de una sola vez, preguntándole qué piensa y si ha visto algo sospechoso.

Para los más grandes: puntos a tener en cuenta
Los adultos también necesitamos algunos consejos para protegernos, y de ese modo proteger a los más chicos de la casa.

  • Hay que prestar atención cuando entramos a páginas web nuevas, ya que pueden ser falsas o maliciosas, tanto cuando lo hacemos desde el navegador como desde los enlaces compartidos por amigos en las redes sociales o los que llegan mediante correo electrónico. Usualmente ofrecen algo muy bueno para ser cierto, o contenido gratis o prohibido.
  • Cuidado con las estafas, anuncios de grandes premios, y con las causas solidarias. Siempre busca organizaciones de confianza y medios conocidos para donar e informarte.
  • También es importante elegir contraseñas seguras y cambiarlas periódicamente, y usar en algunas cuentas autenticación adicional.
  • Debes tener mucho cuidado también con el Wi-Fi gratuito y público, usa preferentemente aquellos que tengan contraseña en cafeterías, aeropuertos, por ejemplo, y cuando estés conectado, evita entrar a cuentas bancarias o hacer compras.
  • Por último, hay que mantener el software y las aplicaciones actualizadas en todos los dispositivos.
  • Más información en “Cómo evitar estafas bancarias”.

Un tip extra de seguridad. Probablemente hayas notado que cada dirección web tiene “http” al principio. Si hay un “https”, la “s” significa “seguro”, es decir, que el sitio proporciona una capa adicional de seguridad.

Más allá de las recomendaciones técnicas, los expertos de Connect Safety enfatizan que la mejor defensa ante los peligros de estar en línea es el pensamiento crítico. Eso significa prestar atención cuando las ofertas y enlaces son demasiado buenos para ser ciertos y detenerse unos segundos para considerar las consecuencias de hacer un clic en algo, instalar una aplicación o ingresar una contraseña o información privada.

Fotografía: iStockPhoto

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 
 

comentarios