El amor de estos padres por sus hijos es incondicional: niños transgénero (VIDEO)

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for El amor de estos padres por sus hijos es incondicional: niños transgénero (VIDEO)

Ryland, una dulce historia de amor verdadero

En el 2007 Hillary se dio cuenta que estaba embarazada y que su bebé sería niña. Sin embargo, tras su nacimiento y en la medida que su hja crecía ella y su esposo, no entendían porque Ryland expresaba ser niño.

Incluso, en su deseo porque la entendieran se atrevió a decir: “Cuando mis padres mueran, me cortaré el pelo y así podré ser chico”.

Datos de National Center for Transgender Equality y del National Gay and Lesbian Task Force del 2001, revelaron que el 41% de las 6,450 personas transgénero consultadas en Estados Unidos aceptó haber pensado en suicidarse. A esta problemática se une las múltiples dificultades en especial de los hispanos por acceder a servicios de salud, educación e inclusión.

Los padres de Ryland no querían aumentar esa lista. Por esa razón, decidieron apoyar a su hija en su lucha. No te pierdas su conmovedora historia.

Daniela, la niña que quería ser Alicia en el país de las maravillas

A pesar de que sus familiares y compañeros de clase lo clasificaron como niño, el gusto de Daniela radicaba en las muñecas, vestidos e instrumentos de belleza de su madre. Ella siempre los llevaba a clases (a escondidas) para pintarse y dibujar princesas.

Al principio su madre Africa Pastor creyó que su hijo iba a ser homosexual sin embargo, con el transcurrir del tiempo Daniela comenzó a expresar ciertas frases que hicieron sospechar algo más.

En una actividad escolar,  Africa recuerda que su hija quería ser la protagonista de Alicia en el país de las maravillas, pero su padre le dijo que debía entender que ella no era niña. “En ese momento dio un grito de dolor que nunca olvidaré”, recuerda Africa.

Aquellos días la vida de Daniela no transcurría con normalidad. Los niños no la incluían en los juegos y sus dos únicos amigos eran dos imaginarios y una bolsa que tomaba vida. Fue hasta que un profesor comenzó a comprenderla y ayudarla. Días después sus padres se enteraron que Daniela era un niño transgenero.

“A partir de ahí empezamos a apoyarla. Nos pidió que la bautizaramos con el nombre de Daniela y así lo hicimos. Ella ha encontrado un espacio en nuestra familia para ser ella misma”, comenta su mamá.

Actualmente, su madre es la vicepresidenta de la Fundación Daniela, la cual se creó en setiembre del año anterior para ayudar a niños y familiares que enfrentan la misma situación.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios