Mi hijo tiene piojos, ¿qué hago?

 
Los piojos son insectos parasitarios que son contagiosos pero controlarlos y eliminarlos es posible con el uso de productos farmacéuticos.
bytes
 
 
         
 
 
image for Mi hijo tiene piojos, ¿qué hago?

Los piojos son insectos parasitarios que viven en las cabezas de las personas y se alimentan de su sangre. En general se depositan detrás de las orejas o en el área de la nuca y provocan una sensación de cosquilleo en el cabello, mucha picazón e irritación, y hasta pueden causar infecciones que, en realidad, se deben a tanto rascarse. Aunque no tienen alas, los piojos son sumamente contagiosos y pueden pasar de una persona a otra por el contacto cercano: con un abrazo, por ejemplo, o por compartir peines y cepillos de pelo o ropa como gorras, bufandas, toallas o sábanas.

La buena noticia es que hay forma de controlarlos y eliminarlos. Puedes usar algún producto para la pediculosis (así se nombra a esta situación), que puede ser de venta libre o con receta, como champús o lociones que puedes adquirir fácilmente en la farmacia.

Se recomienda que uses estos productos con un peine fino especial, de dientes pequeños y juntos, especialmente diseñado para eliminar los piojos y sus liendres. Mójale el cabello a tu hijo por sectores y pásale el peine con mucha calma, parte por parte y sin levantarlo hasta que recorras por completo desde el cuero cabelludo hasta las puntas, arrastrando todos los piojos y liendres que encuentres. Luego, repite el tratamiento cada tres o cuatro días, por dos semanas, para asegurarte de que no quede nada (ni un piojo) en la cabeza de su hijo. Luego, mientras estás tratando a tu niño contra los piojos, recuerda que debes lavar con agua caliente todo aquello que haya estado en contacto con la cabeza de tu niño, como su ropa y la ropa de cama; aspira todos los artículos de tela, como la alfombra, los muebles y hasta los asientos del auto, y si hay objetos que no puedes o no quieres lavar, mételos en bolsas plásticas selladas durante dos semanas. Esto es necesario ya que los piojos pueden vivir hasta dos días fuera de la cabeza, y las liendres hasta una semana.

Foto: Jupiterimages

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios