Las mejores mascotas para niños alérgicos

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 

Por Holly Pevzner de Family Fun

¡Narices que gotean! ¡Estornudos! ¡Ojos irritados! Nadie desea que opaquen la diversión de traer al hogar a un amigo peludo (o con escamas o plumas). La buena noticia para aquellos que sufren de alergias es que posiblemente no seas alérgico a algunos animales o toda clase de mascotas, como aclara Mitchell Grayson, M.D., alergista de Milwaukee.

Primero, habla con tu médico y averigua si corresponde hacerte una prueba cutánea. Luego, verifica nuestra lista de mascotas aptas para alérgicos, que pueden ser ideales para familias con sensibilidades o para aquellas que no están preparadas para un cachorro o un gatito.

Peces beta o dorados

Happy little girl sees a fish that swims in a fishbowl-Isolated on white background

Sociabilidad: ambos peces pueden reconocer a sus dueños

Años de vida: entre 4 y 10 años

Cuidado: 

  • Usa una pecera con capacidad para, al menos, 5 galones por pez.
  • Coloca un buen filtro y un sistema de ventilación.
  • Coloca una tapa para evitar que los peces beta salten de la pecera.
  • Coloca objetos para que los peces naden a su alrededor o se escondan detrás de ellos.
  • Limpia la pecera cuando sea necesario.
  • Puedes encontrar alimento comercial en la tienda para mascotas.

No es ninguna sorpresa: Los peces son las mascotas más adecuadas para personas con alergia debido a que existe agua y una pecera entre ellos y tú. Si bien los niños no pueden acariciar ni abrazar a su amigo, pueden quedar bastante fascinados mirando a estas criaturas del mar nadando de un lado al otro en la pecera. Sin embargo, es importante mantener esa pecera muy limpia. “Es posible que se formen hongos y moho en la superficie de la pecera y que estos liberen sus esporas al aire, lo que puede causar una reacción en algunas personas”, informa el Dr. Grayson. Los peces beta no deberían compartir la pecera con los peces dorados porque necesitan diferentes condiciones de agua.

Dragón barbudo

boy holding a bearded dragon

Sociabilidad: disfruta de la interacción con humanos, se entrena fácilmente con refuerzo positivo

Años de vida: entre 7 y 10 años

Cuidado: 

  • Necesita una pecera grande con un área de reposo calefaccionada.
  • Remueve las heces a diario y limpia por completo la jaula mensualmente.
  • Aliméntalo con insectos vivos, fruta y vegetales.

Una causa importante de las alergias con estornudos causadas por mascotas es la caspa (es decir, células de piel muerta) que pierden gatos, perros y otros mamíferos. Sin embargo, los reptiles no la generan. “Y no tienen pelo que pueda ser el causante de alergias”, advierte el Dr. Grayson. Un favorito para probar, apto para niños: el dragón barbudo. “Interactúan con las personas y pueden ser entrenados para que también disfruten de las caricias”, señala Susan A. Brown, D.V.M., propietaria del Servicio Veterinario de Animales Exóticos de Rosehaven. Sin embargo, es importante destacar que los reptiles pueden ser portadores de salmonella y que no son recomendables para niños menores de 5 años (o mujeres embarazadas, ancianos o personas con sistemas inmunitarios débiles). El resto solo debe lavarse las manos antes y después de tocar a la mascota.

Periquitos, canarios y pinzones

"Cute budgies in the hands of a child,isolated."

Sociabilidad: les encanta socializar, pueden estar mejor en parejas o pequeños grupos, les gusta jugar entre sí y cantar

Años de vida: entre 10 y 15 años

Cuidado: 

  • Usa una jaula grande y reemplaza el recubrimiento de la base a diario.
  • Limpia toda la jaula semanalmente.
  • Sácalos de la jaula regularmente para que vuelen, en especial los periquitos.

Hay muchas cosas adorables de estos pájaros pequeños: Son inteligentes, disfrutan de volar alrededor de la casa y jugar, ¡y además son ideales para personas con alergia! El Dr. Grayson dice que incluso las personas que son muy sensibles a los gatos y perros rara vez tienen un problema con los pájaros, especialmente con estos, que no producen un polvo en sus alas que cause estornudos, como sucede con algunas especies más grandes. “Además, su tamaño pequeño minimizará cualquier otro posible desencadenante”, destaca el Dr. Brown.

Ratas, ratones, jerbos y hámsteres

boy and pet

Sociabilidad: extremadamente inteligentes, muy sociables y fáciles de entrenar con refuerzo positivo

Años de vida: entre 1 y 3 años

Cuidado:

  • Limpia la jaula y reemplaza el recubrimiento de la base al menos una vez por semana.
  • Varias veces por semana, sácalos unas horas de la jaula y que hagan ejercicio en la rueda.
  • Se alimentan de gránulos y una pequeña cantidad de semillas, fruta y vegetales.

Jerbos, hámsteres, ratas y ratones son elecciones fantásticas si quieres mascotas peludas. Es verdad que son mamíferos; por lo tanto, tienen un potencial alérgico similar al de, por ejemplo, los gatitos y cachorros. “Pero, debido a que son tan pequeños, producen muchísimos menos alérgenos en el ambiente”, enfatiza el Dr. Brown. Además, ayuda que no paseen libremente por toda la casa. Cuanto más grande sea el roedor —como los robustos cobayos o chinchillas—, causará mayores problemas de alergia. En realidad, las ratas son la mejor elección si su hijo desea algo para acariciar… ¡les encanta ser alzadas! Los jerbos, hámsteres y ratones son más frágiles de manipular pero aún así pueden ser muy interactivos.

El mito del perro y gato hipoalergénico

“De manera realista, no existen buenas opciones de perros o gatos que no causen alergia. Todos pueden causar síntomas”, subraya el Dr. Grayson. El motivo: Las personas reaccionan a proteínas en la saliva, el sudor, la caspa y la orina de perros y gatos, y no existe una proteína exclusiva a la que la mayoría de las personas sea alérgica. “Es por eso que ciertos gatos y perros llamados hipoalergénicos pueden causar menos problemas para algunas personas, pero otras pueden sufrir de todas formas”, concluye.

Lee más
thumbnail of feature post
Cómo saber si los niños padecen de alergias crónicas

Fotos: iStock 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios