7 tips para evitar que tus hijos abusen de los videojuegos

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 7 <i>tips</i> para evitar que tus hijos abusen de los videojuegos

Discutir con nuestros hijos para que dejen por un rato los videojuegos o dediquen tiempo a otras actividades se ha convertido en rutina diaria en muchas casas. No solo tienen muchas dificultades para controlar el tiempo que dedican a este hobby, sino que frecuentemente deriva en berrinches y pataletas. Y, en algunas ocasiones, nuestros hijos responden de manera agresiva.

Palo Alto Medical Foundation ha recopilado una serie de datos preocupantes, como por ejemplo, que los jóvenes dedican cerca de 7 horas y media a entretenimiento audiovisual (TV, ordenador, videojuegos…); o que existe una relación entre jugar a videojuegos y el desarrollo de comportamientos violentos. Asimismo, CNN México se hizo eco de un estudio publicado por Pediatrics, que afirma que los niños que dedican más de 2 horas diarias a la PlayStation y demás tienen 67% más de posibilidades de desarrollar problemas de atención.

A continuación, te damos 7 estrategias para que puedas limitar el tiempo que tus hijos dedican a los videojuegos:

  1. Déjale jugar durante una semana y anota las horas que dedica. Al final de la semana siéntate con él, y hazle saber de manera sencilla y directa las horas que ha perdido, y que podría haber dedidaco a otra actividad.
  2. Establece un horario y reglas. Repítelas siempre antes de que empiece a jugar. Por ejemplo, pacta que pueda jugar 30 minutos cada día, siempre y cuando haya terminado los deberes.
  3. Hacer que entiendan las expectativas. Si no cumple lo establecido, dale una advertencia y explique qué le sucederá si continúa actuando así. Por ejemplo, si se niega a apagar la PlayStation, dile: “Si no está apagada en 30 segundos, perderás el privilegio de jugar mañana”.
  4. Propón alternativas. Lleva a tu hijo y sus amigos a realizar actividades al aire libre. Es una opción que le hará la competencia a pasar la tarde en casa frente al ordenador y estimulará sus habilidades socialización, que disminuyen con el uso abusivo de la consola.
  5. Dile a tu hijo que te enseñe un videojuego y juega con él. De esta manera, conocerás más sobre la actitud que tiene cuando juega: si es tranquilo, si es competitivo, si es agresivo, si se lo toma realmente en serio… Así podrás detectar a tiempo si tu pequeño tiene un problema serio, como no poder distinguir entre realidad y ficción. Por otro lado, tu hijo escuchará más lo que tengas que decir acerca de la Xbox.
  6. Quítale su videojuego más preciado. Averigüe cuál es su videojuego favorito (probablemente Minecraft) y dile que si juega más de lo acordado, se lo vas a quitar. Deberás indicar por cuánto tiempo se lo quitarás, sea por unos minutos o una hora. Esto puede funcionar bien con niños pequeños.
  7. Presta atención a la clasificación del juego y a la descripción de contenidos. No compres ni permitas que tu hijo se entretenga con un juego clasificado para niños más mayores o cuyo contenido haya sido categorizado como violento.

Finalmente, siempre elogie el buen comportamiento para animarlo a que lo repita.

Foto: iStock

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios