9 estrategias para que tu bebé deje el biberón en poco tiempo

 
bytes
 
 
         
 
 
image for 9 estrategias para que tu bebé deje el biberón en poco tiempo

Las madres saben muy bien que desde el nacimiento de un bebé el mejor alimento es la leche materna. A recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) los niños deben ingerirla al menos hasta los seis meses.

Algunas mamás alternan dar de mamar con el biberón, sin embargo cuando el pequeño cumple 9 meses comienza a tener habilidad motora suficiente para sostener una vaso entrenador y así aprender a tomar de él. Entonces, ¿por qué no deja el biberón?

El Dr. Giordano Pérez Gaxiola menciona que una investigación ejecutada por The Journal Of Pediatrics indica que los niños  mayores de 2 años que siguen usando este método para alimentarse tienen aproximadamente 30% más posibilidades de sufrir de sobrepeso u obesidad cuando ingresan a primaria.

Ahora bien, si ya sientes que es hora de que tu hijo pase página, pero cada vez que intentas quitárselo llora, patea y protesta, sigue las siguientes estrategias que te ayudarán a lograrlo. Para apoyarte, te damos los tips del Dr. Pérez Gaxiola publicados en Pediátrica.

1. En tu afán porque siga una alimentación saludable empieza por ofrecer un vaso entrenador durante las comidas.

2. Ofrece el vaso cada vez que le des un nuevo alimento. Por ejemplo, llévalo contigo cuando salen de casa y sabes que irán a un restaurante. Es una manera de acostumbrarlo.

3. Toda la familia debe ser entusiasta y estar involucrada. Es más, cuando lo use, una buena idea es celebrar que ya está “grande”.

4. Si le ofreciste el vaso entrenador en un determinado alimento y te lo aceptó sin problema, siempre dáselo cuando vuelva a comerlo. Tu amor de madre te lo hará más fácil.

5. Ve escondiendo poco a poco el chupón. Cuanto menos lo vea tu hijo, mejor.

6. No caigas en el error de darle chupón para que se calme luego de protagonizar un berrinche o porque tiene sueño.

7. Si te pide el biberón, dale el vaso entrenador. Y si insiste abrázalo para desviar su atención.

8. No te canses del entrenamiento que estás dando. Romper hábitos toma tiempo.

9. Si a los 9 meses tu bebé no sabe usar el vaso entrenador, no te estreses. La práctica hace al maestro. Todo es cuestión de darle tiempo al tiempo.

Consecuencias de su uso prolongado

Lorenia Cuamea, coordinador auxiliar de Estomatología de la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) explicó en el Informador que existe riesgo de que los bebés no desarrollen de manera adecuada su mandíbula. Es decir, no sólo el uso del biberón, sino también del chupete, ocasionan problemas relacionados con caries y dificultad para hablar.

El daño mayor sucede cuando un bebé toma antes de dormir leche saborizada, pues además de la lactosa que ayuda a la aparición de caries, el azúcar que contiene produce el mismo efecto en los dientes.

Otro de los problemas que quizás los padres desconocen es que la succión provoca estrechamiento del hueso del paladar que impide a los dientes superiores hacer contacto con los inferiores.

 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios