Descubre por qué estas muñecas refuerzan el orgullo latino

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Descubre por qué estas muñecas refuerzan el orgullo latino

Por Damarys Ocaña Pérez

MI SOBRINA Emma todavía asistía a una guardería en Waco, Texas, cuando una maestra comentó sobre su tono de piel oliva: “Su hermana tiene la piel rosada. La suya es oscura” (Emma se parece a su madre, mientras que su hermana es justo como su padre, quien es un estadounidense de origen irlandés). Aunque Emma (quien ahora tiene 15 años) no cree que su maestra pretendiera cuestionarla delante de sus compañeros de clase, que al igual que el resto de los alumnos de la escuela tenían en su mayoría tez clara; ese comentario ha vivido con ella desde entonces. Al igual que el insulto que más tarde recibió por parte de otro estudiante: “tu color de piel es repugnante”.

Y a pesar de que mi hermana Madeleine y su marido siempre le habían dicho a sus hijas que la diferencia en sus tonos de piel no importaba, ese día sí importó. Cuando mi hermana trató de consolar a Emma, de pronto ​​comprendió que sus palabras no eran suficientes para hacer que su hija mayor se sintiera cómoda en su propia piel.

Así que le compró una muñeca con el cabello oscuro y la piel bronceada, que venía en un estuche con motivos latinos. Se llamaba Yasmin y era parte de la colección de muñecas étnicas de Bratz. En 2001, cuando salieron al mercado por primera vez, estas muñecas fueron ampliamente criticadas por su maquillaje exagerado y sus vestuarios atrevidos. Pero para las niñas multirraciales como Emma, ​​fueron una revelación. “En el mundo de la Barbie, las muñecas morenas e hispanas vinieron a llenar un vacío”, dice Emma. “Las muñecas Bratz eran iguales a nosotras. A mí me sirvieron para sentirme mejor conmigo misma”.

¿Cómo ayudan las muñecas? 

Entre los primeros juguetes que compramos para nuestras niñas, las muñecas pueden ayudar a las latinas más pequeñas a entender mejor su identidad racial, a desarrollar una imagen saludable de sí mismas y a formar una visión del mundo más completa, dice la terapeuta familiar María Pilar Bratko, directora clínica del Women’s Therapy Center en Berkeley, California. Esto es especialmente cierto en la actualidad, cuando cada vez más fabricantes de muñecas están diversificando los estantes de juguetes para reflejar más adecuadamente a la población del país. Incluso la Barbie se ha movido más allá del molde de la muñeca rubia de ojos azules de sus orígenes. A comienzos de 2016, Mattel lanzó una línea de muñecas con diferentes tonos de piel, estructuras faciales, colores de cabello y de ojos, y diversos tipos de cuerpo: pequeño, curvo y alto. En una sociedad que puede llegar a mirar con recelo los tonos oscuros de piel y las texturas naturales del cabello, las muñecas que se parecen a nuestros hijos, y los reflejan, son una “afirmación de que existen”, dice Bratko. “Cuando los padres le dan a una niña una muñeca que se parece a ella, el mensaje que están transmitiendo es: ‘Hay gente como tú en el mundo y tú eres tan importante como cualquier otra persona”.

Pero este es un mensaje que a veces no llega lo suficientemente a tiempo. “Ya a los 3 años los niños tienen noción de la raza y rápidamente se dan cuenta de que esta, junto con el color de la piel, guardan relación con la forma en que las personas somos percibidas en el mundo”, dice Nancy Gonzales, Ph.D., profesora de psicología clínica y desarrollo infantil e investigadora en la Arizona State University en Tempe.

Pero Cristina Amador, una mamá de procedencia dominicana e italiana que vive Nueva York, suele comprarle a Isabella, su hija de 5 años, muñecas de piel bronceada con el cabello y los ojos oscuros. Su decisión se basó en su propia experiencia personal. “Crecí con las muñecas Barbie, así que mi percepción era que la chica hermosa era alta, tenía el cabello rubio, los ojos azules y era muy delgada”.

Amador no tiene ninguna de esas características. Sin embargo, la presión para ajustarse al ideal de belleza blanca continuó hasta sus 30 años. “Me he teñido el cabello rubio incluso siendo yo más bien morena”, dice Amador, quien ya ve a Isabella desarrollar un mayor y mejor sentido de sí misma. “Yo solía tener el pelo muy rizado, y ahora me lo estiro y me lo aliso todo el tiempo. Es algo que está en mi subconsciente. El otro día Isabella me llamó ‘blondette’ y me dijo que debería ser una morena como ella”, dice entre risas.

Tiempo de juego productivo

La Dra. Gonzales recomienda que los padres compren muñecas étnicas desde el nacimiento, de modo de rodear a sus hijas con una imagen positiva desde el comienzo. Así, cuando más adelante les regalen otra muñeca étnica, no será necesario acompañarla por un gran discurso dice, por su parte, Bratko.  Ella utiliza muñecas que se parecen a sus pequeños pacientes para ayudarles a enfrentar diferentes escenarios de sus vidas y visualizar soluciones. “A menudo dejo que sea la niña quien lidere la discusión”, agrega Bratko. “Así que si digo: ‘aquí hay una hermosa muñeca, ¿quieres jugar con ella?’, y la niña dice: ‘se parece a mí’, puedo responder: ‘sí, ella es igual a ti, ¿qué harías hoy si fueras ella?’, y dejo que el niño juegue con su imaginación”.

A veces, los juegos de simulación toman un giro más triste, como le ocurrió a Yvonne Caldera, una mamá nicaragüense que vive en una zona segregada de Lubbock, Texas. Ella descubrió que Carmen Sofía, su hija adoptiva de 11 años, de procedencia mexicoamericana, jugaba con sus muñecas y reflejaba en sus juegos sus propias experiencias con la discriminación. “En casa tenemos muñecas Loving Family que vienen en diferentes tonos”, dice Caldera. “Siempre me da a mí la muñeca de piel oscura y ella juega con la rubia. Inventa historias como que se van a quedar a dormir, pero que mi muñeca se va a despertar en medio de la noche y se va a querer ir a casa. O dice, directamente: ‘ella no le gusta a nadie’. Carmen Sofía tiene prejuicios y cree que ser blanca y rubia es mejor”, cuenta Caldera.

Al igual que Carmen Sofía, muchos niños utilizan el juego de roles a la inversa, como una manera de recuperar el poder que les falta en la vida real. En esos casos, Bratko sugiere darle a la muñeca una voz como una forma de fomentar la empatía y transmitirles a los niños un mensaje sutil de auto-empoderamiento.

“En primer lugar, se deben reconocer los sentimientos del niño; a continuación, se puede hablar de la posibilidad de cambio,” añade Bratko. “Dile algo como: ‘la muñeca está triste porque solo alcanzó a ser jardinera. Ella soñaba con ser mucho más. Quiere ser astronauta. Me gustaría que hubiera una manera de hacer que no esté triste’. A menudo, el niño va a decir algo así: ‘creo que podemos construir una nave espacial’. Y tú puedes responder: ‘¡Claro, esa es una excelente idea! Si ella tiene una nave espacial, puede ser una astronauta’. Así se rompen las barreras y la tristeza de estar limitado, y se abre un mundo de posibilidades”.

Ampliar su visión del mundo

Fuera de la sala de juegos, es importante compartir experiencias culturales con los niños que les den herramientas para fortalecer su amor por su origen étnico. También se les pueden mostrar ejemplos, sacados de la cultura popular, que abracen su color de piel.

Mi hermana, por su parte, ha inundado a Emma con imágenes e historias de diversas latinas, todas exitosas, incluyendo a Rosario Dawson, Salma Hayek y la supermodelo afro-latina Joan Smalls. “Nunca he pensado que soy menos, y no estaba dispuesta a dejar que mi hija no se sintiera bien en su propia piel”, confirma Madeleine. “Ella es fuerte y hermosa, y ayudarla a entender eso se convirtió en mi misión de vida”, asegura.

Pero no hay que limitar el uso de las muñecas para fomentar el amor propio. Hay que usarlas, también, para promover el respeto y la comprensión de las personas independientemente de sus orígenes, dice la doctora Gonzales. “Para ello, asegúrate de que los niños tengan una variedad de muñecos que refleje el mundo en el que vivimos y que aprendan a valorar y respetar las diferencias”.

Ser la propietaria de un montón de muñecas étnicas, desde afroamericanas hasta asiáticas, ha animado a Isabella a ser una niña de mente abierta. Las muñecas representan la diversidad del barrio neoyorquino donde vive en Queens, y lo más importante: son el reflejo de sus amigos más cercanos. “Ella tiene amigos de todo tipo, y no ve la diferencia entre ella y ellos”, dice Amador. “Es algo verdaderamente hermoso”.

Este artículo fue publicado originalmente en la revista Parents Latina en el Invierno 2015.

*************

Muñecas multiculturales

Repasa alguna de las novedades que ofrece el mercado en cuanto a muñecas que reflejan nuestra diversidad étnica, y escoge a la nueva mejor amiga para tu hija.

 

Latina real

Elena

A través de su muñeca, transmítele a tu niña los principios de Elena de Avalor, la princesa latina de Disney. La protección de su hermanita y el bienestar de quienes la rodean, son sus prioridades; y ella lo consigue a través de la alegría y la música. 3+, desde $15, target.com

Bebita bilingüe

Screen Shot 2017-12-22 at 12.00.00 PM

Baby Alive ha desarrollado varias de sus famosas muñecas en versión brunette (por el color de piel y pelo marrón) que además de hacer diferentes gracias de acuerdo al modelo (desde gatear o moverse cuando escucha su nombre hasta hacer popó en sus pañales) son bilingües. 3+, desde $20, HasbroToyShop.com

¿A cuál te pareces?

Screen Shot 2017-12-22 at 12.02.19 PM

Wellie Wishers es la línea de 5 muñecas de American Girl. Con una personalidad única y un color de piel y cabello diferente, todas comparten el mismo deseo: ser, por sobre todas las cosas, una buena amiga. 5+, $60, americangirl.com

Mi otra yo

17-032 STU122117MAYJULYWEBWS BAY1 W26100X.psd

También de American Girl, con Truly Me las niñas pueden escoger entre las más de 40 combinaciones de color de pelo, ojos y piel, además de una variedad de elementos especiales como ortodoncia, gafas de leer, aretes, silla de ruedas o audífonos, lo que las vuelve una de las muñecas más inclusivas del mercado. Este año, la marca fue aún más lejos en cuanto a customización lanzando Create your Own, dando la posibilidad de crear una muñeca de pies a cabeza entre muchísimas posibilidades. El resultado: una muñeca tan única e irrepetible como ellas mismas. Truly Me: +8, $115 / Create your Own: +8, $200 americangirl.com

Opciones para niños

Baby Doux HispanicBaby Bijoux Hispanic Boy Doll

La marca Educational Insights acaba de lanzar dos opciones de muñecos multiculturales, una versión bebé y otra en toddler. Ambas vienen en niño y niña, promoviendo que los varones también jueguen con muñecos. Con detalles físicos reales y diferentes tonos de piel y estilo de cabello, estos juguetes buscan generar empatía e identificación en los niños. Ambos modelos vienen fueron desarrollados en 4 grupos étnicos: Hispanos, Afroamericanos, Caucásico y Asiático. Baby Bijoux: +3, $65 / Baby Doux: +2, $60 amazon.com

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 
 

comentarios