Cómo mantener a tu hijo fresco en los meses de verano

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Cómo mantener a tu hijo fresco en los meses de verano

Los niños son muy vulnerables a las altas temperaturas en los meses calurosos. Su termorregulación no es tan eficaz como la de los adultos sobre todo cuando son bebés y no pueden decirnos si tienen calor o está sudando. Por ello, como padres tenemos que estar pendientes y tomar precauciones para evitar posibles problemas provocados por las altas temperaturas como la deshidratación, los golpes de calor, las irritaciones o las quemaduras por exposición al sol.

Para que no ocurra esto y tu hijo esté fresco, te vamos a dar unas recomendaciones, que te pueden ayudar:

 

Cuando salgas de casa

Si vas a ir a pasear, a la playa, a la piscina o tu hijo va a salir a jugar, intenta elegir las horas más frescas, evitando que esté expuesto al sol en las horas centrales del día cuando el sol es más fuerte, desde 12p.m a las 5p.m.

Además, es aconsejable que en tu bolso siempre que salgas, lleves toallitas húmedas para refrescar, ropita de recambio, por si suda mucho y empapa la ropa, y una botella de agua. Esto ayudará a que esté fresco y evitará que pueda calentarse.

Intenta caminar por la sombra pero si va estar al sol, llévale siempre una gorrita, aplícale abundante crema solar.

Hidratación

No olvides mantenerle bien hidratado, ofreciéndole bebidas frecuentemente (agua, zumos o batidos) así como alimentos ricos en agua cómo las frutas y las verduras.

 

 

Ropa y zapatos

Es muy importante que vistas a tu hijo con prendas de colores claros, con tejidos transpirables, como el algodón y el lino y holgadas, evitando así las ropas ajustadas, ya que éstas, pueden provocar un aumento de su temperatura corporal y rozaduras.

En cuanto a los zapatos, si el niño es pequeño y todavía no anda, le podemos dejar descalzo y si es más mayor, es conveniente comprarle zapatillas de tela, que tengan una buena transpiración o sandalias con una buena sujeción.

En casa

En casa, es aconsejable mantener una temperatura media de 67 ºF a 70 ºF en las estancias en las que estén los niños. Si utilizas el aire acondicionado, evita que le dé directamente. También puedes abrir las ventanas a primera hora de la mañana o última de la tarde durante 15 minutos para que se refresquen las habitaciones. Eso sí, si está el pequeño intenta no ponerlo en medio de la corriente.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios