Cómo hidratar a los niños mientras juegan al aire libre

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Cómo hidratar a los niños mientras juegan al aire libre

El buen tiempo es un momento ideal para salir con los niños y que jueguen al aire libre, pero debemos tener cuidado, ya que al estar expuestos durante largos períodos al sol y no parar de moverse, la temperatura corporal de los niños aumenta, a la vez que sudan más y por consiguiente, pierden más agua y electrolitos. Por ello, es importante tener a los niños muy bien hidratados. La mayoría de las veces, esto no es tarea fácil, ya que por lo generar los más pequeños no suelen querer beber, bien porque no tienen la sensación de sed y por tanto no tienen la necesidad de tomarla o bien porque están tan entretenidos que se les olvida. Por esta razón, somos los padres los que tenemos que estar pendientes de ellos y darles de beber líquido continuamente. Pero… ¿cómo podemos hidratarlos mientras están jugando?

Pues para conseguirlo, vamos a dar unos consejos para que los niños ingieran suficiente cantidad de líquido, mientras disfrutan de sus juegos favoritos.

 

  • Antes de que empiecen a jugar, dales líquidos para que comiencen bien hidratados.
  • Mientras que están jugando, llámales frecuentemente para que vayan a beber un poco de líquido, aproximadamente cada 15 o 20 minutos. Parece que es cada muy poco tiempo, pero date cuenta que con tanto movimiento pierden mucha agua.
  • Intenta que las bebidas estén a temperatura ambiente, no demasiado fría. Los niños la toleran mejor y toman más. Además, enséñales a beber a traguitos pequeños, porque muchas veces los niños no saben medir las cantidades y si beben demasiado puede provocarle vómitos.
  • Evita darle refrescos azucarados e infusiones, ya que estos tienen un efecto diurético y no favorecen el aumento de los niveles de líquidos en el cuerpo del niño.
  • Ofréceles bebidas que les gusten, puedes darles agua con sabores, batidos o zumos naturales.
  • Usa su recipiente favorito para darles de beber.
  • Haz un descanso en sus juegos, para que tomen un pequeño snack de frutas, puesto que éstas contienen una gran cantidad de agua y contribuyen a tener hidratado al niño.
  • Platéaselo cómo si fuera un juego, llévale su botella preferida y explícale que al final del rato de juegos se tiene que haber bebido la botella. Pero eso sí, poniéndole como regla que tiene que tomársela a pequeños tragos. Así podrás controlar lo que va bebiendo.
  • Enséñales la importancia de beber agua para su cuerpo.
  • Sé un ejemplo para ellos. Los niños lo imitan todo, bebe con ellos y que te vean beber, así se darán cuenta que también es importante para ti.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios