Cómo enseñar a los niños a ser autodisciplinados

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Cómo enseñar a los niños a ser autodisciplinados

Una habilidad esencial que tus hijos necesitan para el éxito futuro es la autodisciplina. ¿Qué puedes hacer para que tus hijos aprendan acerca de la autodisciplina e inculcarla en ellos? Aquí hay siete pasos que te pondrán en camino.

Utiliza situaciones comunes para enseñar estrategias de autorregulación
Cosas como esperar para abrir los regalos navideños, tomar turnos con un juguete preciado y guardar silencio mientras se lee una historia en voz alta en la biblioteca son ejemplos de situaciones naturales durante las cuales es posible enseñar habilidades de autorregulación.

Estas situaciones son verdaderamente desafiantes para los niños más pequeños. Antes del evento o la situación, explícales las expectativas. Luego, en el momento, ayúdalos a alcanzar esa meta. Dales las estrategias para regular sus impulsos.

Alienta a los niños a realizar actividades que fomenten la autodisciplina
Pueden incluir deportes, lecciones de música, la responsabilidad de cuidar a la mascota de un vecino, la memorización de poesías, limpiar una habitación, entre otros.

Permite que tus hijos hagan una elección y tengan un plan
Un niño mayor bien regulado podría mirar un conjunto de opciones y tomar una decisión razonada. O, ante una amplia gama de posibilidades, ese niño podría hacer un plan.

Tu objetivo es que tus hijos desarrollen procesos de pensamiento bien regulados. Para poder sortear el caos, por así decir, e inhibir las distracciones.

Enséñales los pasos necesarios para terminar un trabajo desalentador
Los niños pueden sentirse fácilmente desanimados por el trabajo que se les da. Si el desorden, después de jugar, es completamente abrumador, ayúdalos a concentrarse en una cosa a la vez dividiendo el trabajo en tareas más manejables. Esto podría ser recoger los juguetes más grandes primero y luego abrirse camino hacia los más pequeños.

Insiste en mantener las promesas
Si los niños abandonan el trabajo que se les pidió, es importante asegurarse de que lo vean hasta el final y entender por qué. Si aún la habitación está desordenada, puedes decir: “En nuestra familia, cumplimos nuestras promesas y nos aseguramos de que terminamos lo que comenzamos”, y luego repasas los pasos necesarios para completar la tarea en cuestión. Al establecer esta regla familiar, le enseñas a tus hijos que es importante que hagan lo que sea necesario para terminar el trabajo.

Diles que tropezarán
La autodisciplina no se aprende de la noche a la mañana. Los adultos luchamos con esto también. Diles a tus hijos que a veces fallarán, pero que aprenderán de sus errores y se esforzarán un poco más la próxima vez.

Recuerda que estás siendo observada
Sí, tendrás que ser un ejemplo para tus hijos. Demuéstrales que has aprendido el autocontrol en tu trabajo, las tareas domésticas y las responsabilidades para con tu familia.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 
 

comentarios