Cómo desarrollar la espiritualidad en los niños

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 

Foto en portada por Ben White en Unsplash

Si tienes una fe profunda y mantienes los rituales y el calendario de tu tradición religiosa, entonces probablemente hayas pensado mucho en el desarrollo espiritual de tu hijo y lo tendrás todo planeado. Pero si te preguntas cómo enseñarle tus valores religiosos a los más pequeños de la casa, entonces toma nota de los siguientes consejos que los ayudarán a acercarse a lo sagrado:

Empieza desde temprano
Muchos padres piensan que es prematuro enseñar sobre religión a un niño pequeño o preescolar. Pero eso es un error. Si no empiezas a tener una influencia espiritual en tu niño desde temprano, otras personas la tendrán (y podría ser lo contrario a lo que tú crees). Además, cuando le enseñas prácticas espirituales desde una corta edad a tu niño las verá como una parte natural y esencial de la vida.

Crea una declaración de misión familiar
Muchas tradiciones espirituales brindan un marco de valores o principios a seguir. Intenta crear algo similar para tu familia. Por ejemplo, puedes escribir: “Nuestra familia cree en la bondad, en ayudar a otras personas, en cuidar a las mascotas y en proteger a los más necesitados”. Esta misión la puedes enmarcar y ponerla en un lugar visible o rincón especial de tu hogar.

Háblale sobre las tradiciones familiares
Si crías a tu hijo en la misma religión en la que te criaron, es importante que él sepa que está realizando prácticas espirituales que fueron transmitidas por sus abuelos e incluso sus bisabuelos. Una buena idea es contarle las mismas historias familiares que escuchaste cuando eras pequeña.

Enséñale a ser agradecido
La gratitud es un camino espiritual que funciona independientemente de tus creencias sobre la naturaleza de lo divino. Por supuesto que los niños rara vez entienden de sus muchas bendiciones, así que está en tus manos moldear en ellos esta actitud. Intenta decir regularmente en voz alta qué dicha que tenemos de tener este hermoso día, esta abundante comida, este auto seguro, un maestro o vecino tan bueno, y, por supuesto, esta familia unida.

Haz que se ponga “en los zapatos del otro”
Cuando estén viendo televisión o un video juntos, elige un personaje favorito o interesante y haz que tu pequeño “entre en la historia” para ver cómo actuaría en su lugar. Este ejercicio utiliza la imaginación y, dependiendo de la situación, podría ayudar a tu hijo a fomentar valores como la compasión y el perdón.

Conviértelo en algo divertido
¿Quién dijo que la religión tiene que ser algo aburrido? ¡Qué va! ¡Intenta cantar y bailar! Si no te sabes ninguna canción tradicional, en iTunes o Youtube hay disponibles muchas canciones de música religiosa. También pueden leer juntos. Muchos buenos libros infantiles abordan temas relacionados con la bondad, la justicia, la tolerancia y la imparcialidad, todos los temas que podrían considerarse “espirituales” en el sentido de que tratan sobre la conexión de todas las personas y de vivir la vida con un propósito.

Deja que reflexione al final del día
A la hora de acostarse, permite que tu niño identifique una cosa buena y otra mala que le haya sucedido durante el día. Para los pequeños, estos son momentos ideales para practicar la honestidad y la humildad.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 
 

comentarios