Bullying, enemigo devastador

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for <i>Bullying</i>, enemigo devastador
Prev2 of 2Sgte
Use your ← → (arrow) keys to browse

El mundo virtual sirve de escenario ideal para los ataques de bullying y han hecho que detectarlo y tratarlo sea aún más complejo. Tradicionalmente se podía pronosticar cuál niño sería el agresor: usualmente un chico robusto y extrovertido. Pero el Internet, que pone una cortina invisible entre el agresor y la víctima, ha facilitado la intimidación. “Personas que típicamente no acosarían, ahora pueden hacerlo porque no tienen que dar la cara. De esta manera los estudiantes más pequeños ahora pueden ser agresores también”, dice Derek Randel, asesor familiar, orador, autor y fundador del sitio stoppingschoolviolence.com. “Y es también más difícil atrapar al agresor”.

Además, la tecnología ha dado lugar a un acoso más creativo que puede tener repercusiones psicológicas más intensas, dice Randel. Ahora los chicos pueden tomar fotos y vídeos de la víctima en ropa interior en el vestuario o siendo agredido, por ejemplo, y subirlos rápido al Internet o a Youtube, o enviarlos a cientos de otros estudiantes por correo electrónico o mensajes de texto.

Tener una comunicación abierta y evitar juzgar a tus hijos es muy importante, ya que establece la confianza necesaria para que te cuenten si están siendo víctimas de algún tipo de acoso. Desde pequeño, puedes enseñarle a tu hijo comportamiento que puede ayudar a prevenir o detenerlo. Sigue estos consejos de la psicóloga Michele Borba, Ed.D.

A los 3 años

Dile que siempre debe mirar el color de ojos de la persona con quien está hablando. Enséñale a hacerlo primero en la casa con la familia si es que se siente tímido en público. Así aprenderá a hablar con la frente en alto.

A los 4 años

Enséñale a hablar con voz firme. De esta forma los otros niños le van a tomar en serio.

A los 5 años

Dile que si llora o habla en un tono mañoso, o si amenaza delatar a los otros niños, los agresores lo van a atormentar aún más. No le enseñes a hablar de sus emociones con el agresor, como por ejemplo: “Lo que dices me hiere mucho”, porque eso es lo que busca.

A los 6 años

Estudia a tu hijo para determinar si hay algo que podría llamar la atención a un agresor, como por ejemplo usar gafas o un corte de cabello gracioso, y luego dale varias réplicas que puede usar si es objeto de burlas. Enséñale a encogerse de hombros, como si el comentario no le importara. “Los chicos que tienen sentido de humor, tienen menos probabilidades de ser blanco del acoso porque saben contestar”.

 

Foto: iStockphoto  

 

 

 

Prev2 of 2Sgte
Use your ← → (arrow) keys to browse

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios