El autismo y el síndrome Asperger: diferencias y señales

 
bytes
 
 
         
 
 
image for El autismo y el síndrome Asperger: diferencias y señales

Uno de cada 68 niños en los Estados Unidos es diagnosticado dentro del espectro del autismo.
Desde el nacimiento hasta los 5 años de edad, tu hijo debe alcanzar ciertos hitos de desarrollo cognitivo que afectan cómo juega, aprende, habla y actúa. Un retraso en cualquiera de estas áreas podría indicar un problema de desarrollo o de autismo. Mientras más pronto se identifique el retraso, mejor para el niño, ya que se puede iniciar la intervención temprana.

Dentro del espectro autista se encuentra el síndrome Asperger, lo que podría confundirse con un autismo ligero o de alto funcionamiento pero tiene sus propias características. El autismo no es lo mismo que el síndrome de Asperger. En el primero, todas las señales son muy evidentes en los primeros tres años de vida. Con Asperger, no existe evidencia de retraso cognitivo y la mayoría de los niños muestran una capacidad intelectual por encima del promedio. Los niños con autismo presentan retraso en el lenguaje, en cambio los niños con Asperger tienen un vocabulario sorprendente.

Según la Federación Asperger de España, estas son algunas características del Asperger:
• El diagnóstico es tardío. Casi siempre después de los 3 años y con frecuencia entre los 6 y 8 años.
• Los niños con Asperger se enfocan en una sola cosa a la vez.
• El coeficiente intelectual verbal es mayor que el coeficiente intelectual funcional. (En el autismo es al revés).
• Rigidez motora o torpeza.
• Déficit social y de comunicación son menos severos en el Asperger que en el autismo.

Algunas características tempranas de niños con autismo son las siguientes:
• Interés muy reducido en explorar su entorno, desde muy temprana edad.
• Retraso en el desarrollo de las habilidades lingüísticas.

• Juego solitario, repetitivo y limitado.
• No tiene sonrisas grandes u otras expresiones cálidas y de alegría a los 6 meses o a partir de entonces.
• No comparte sonidos, sonrisas y otras expresiones faciales repetidamente a los 9 meses o a partir de entonces.
• No balbucea a los 12 meses.
• No hace gestos tales como señalar, mostrar, alcanzar o saludar a los 12 meses.
• No dice palabras a los 16 meses.
• No formula frases de dos palabras con significado (sin imitar o repetir) a los 24 meses.

Los datos de la organización Autism Speaks indican lo siguiente:
• Actualmente uno de cada 68 niños es diagnosticado con autismo en EE UU, pero en el 2012 era uno de cada 88 y en el 2010 era uno de cada 150 niños, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
• Uno de cada 42 niños varones está en el espectro autista.
• Diariamente se diagnostican unos 67 niños y niñas con autismo.
• Casi cada 11 minutos se diagnostica un caso nuevo.
• Este año se diagnosticarán más casos de niños y niñas con autismo que casos de SIDA, diabetes y cáncer pediátricos, combinados.
• El autismo le cuesta a la nación $126 mil millones de dólares cada año.
• El autismo recibe menos del 5% de los fondos para la investigación, ya que se han priorizado otras enfermedades infantiles mucho menos frecuente.
• Los niños tienen casi cinco veces más probabilidades de tener autismo que las niñas.

 

Foto: iStock

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios