Aprende a descifrar la salud de tu hijo a través de sus mocos

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Aprende a descifrar la salud de tu hijo a través de sus mocos

Antes de limpiarlos, míralos bien: los mocos en la cara de tu hijo pueden ayudarte a descifrar qué está sucediendo con su salud, dice Samantha Anne, M.D., una especialista pediátrica de los oídos, la nariz y la garganta en Cleveland Clinic Children’s, en Ohio.

Transparente: ¡Está todo bien! La mucosidad saludable no tiene ningún color: es principalmente agua, mezclada con diferentes proteínas, anticuerpos y sales.

Blanco: Tiene un poco de congestión. La hinchazón e inflamación leve en los conductos nasales aminora el pasaje de la mucosidad, provocando la pérdida de humedad y que se ponga nubosa.

Amarillo: Un resfrío, gripe, u otra infección es probable. Las células inmunológicas, como los glóbulos blancos, se juntan para pelear contra los gérmenes y al morirse, se desprenden en la mucosidad, dándole un tono amarillento.

Verde: El sistema inmunológico está luchando duramente. Los mocos verdes significan que tu hijo está peleando contra alguna infección, pero no quiere decir que ya la tenga, ni que sea bacteriana y requiera antibióticos.

Rosa/Rojo: Cuando el tejido está seco e irritado puede causar que sangre. Si los mocos descoloridos están saliendo de una fosa nasal, algo puede haberse quedado atrapado allí. Pídele al pediatra que revise a tu hijo.

Lee más
thumbnail of feature post
Remedios caseros que funcionan: aliviar la congestión en el invierno

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios