Aceites esenciales: ¿Cómo usarlos con tus hijos?

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Aceites esenciales: ¿Cómo usarlos con tus hijos?

Seguro has escuchado hablar de los beneficios que tienen los aceites esenciales y tal vez estos ya son parte fundamental de tu rutina de belleza. ¿Pero sabías que estos aceites no solo son beneficiosos para los adultos? Debido a sus diversas propiedades, estas sustancias pueden serte de gran ayuda en el cuidado de tus hijos.

Hay que aceptarlo. No importa cuánto te esfuerces por mantener saludable a tu hijo, él experimentará enfermedades de vez en cuando ya que lucha contra su entorno y está expuesto a los gérmenes por primera vez. Es aquí en donde los aceites esenciales lo ayudarán a combatir las infecciones y promover la curación. Estos son ideales para aliviar las dolencias menores de una manera natural, amorosa y enriquecedora.

Para guiarte, y con previa supervisión de tu pediatra, utiliza estas recomendaciones que serán útiles para su salud y bienestar.

Congestión nasal
El aceite de eucalipto es más conocido por su uso como descongestionante para los trastornos respiratorios. Para combatir la sequedad nasal y descongestionar la nariz de tu pequeño, vierte 10 gotas de aceite esencial de eucalipto en un recipiente con 1 litro de agua caliente. Cúbrele la cabeza con una toalla y déjalo que inhale el vapor profundamente de cinco a diez minutos.

Dolor de oído
Las infecciones de oído son un problema común para los bebés y los niños. Para calmar el dolor de oído, mezcla 6 gotas de aceite esencial de sándalo y 6 gotas de aceite de manzanilla en 1 onza de aceite de jojoba. Coloca 2 o 3 gotas en el oído doloroso 2 o 3 veces al día, según sea necesario.

Cortaduras y raspones
¿Se cortó tu niño mientras jugaba? ¡Que no cunda el pánico! El aceite esencial de árbol de té tiene poderosas propiedades antimicrobianas, antimicóticas, antibacterianas y germicidas que tratan una amplia gama de infecciones. Al igual que este aceite, el de lavanda posee propiedades antimicrobianas. Así que mezcla 7 gotas de aceite de árbol de té y 6 gotas de aceite de lavanda con 1 onza de aceite de coco derretido. Deja que se endurezca y aplica según sea necesario en la herida.

Piquetes
Si a tu bebé le picó algún insecto y ya te has asegurado que no corre ningún peligro, ponle aceite de coco. Cuando este se aplica directamente a las picaduras, ayuda a desinflamar y a detener la sensación de picazón.

Estreñimiento
Los masajes abdominales con aceite de oliva pueden ayudar a estimular los movimientos intestinales y aliviar el dolor en infantes y niños. Por esto, vierte unas gotas de aceite de oliva virgen extra en tus manos. Frótalas para que se caliente el aceite y aplícalo en el vientre de tu nene con suaves movimientos circulares en dirección de las agujas del reloj. Asegúrate de hacer estos masajes aproximadamente tres horas después de que él haya comido, para no obstaculizar el proceso de digestión.

Baño energético
Los aceites cítricos son aceites que mejoran el estado de ánimo, ¡y huelen maravilloso! Un dato interesante es que son conocidos por calmar a los niños sobreestimulados, ¡así que realmente es un aceite para equilibrar el estado de ánimo! Prepara el baño colocando 6 gotas de aceite esencial de cítricos en la bañera para bebés o 30 gotas para la bañera de tamaño completo. Mezcla bien y baña a tu pequeño como de costumbre.

Masaje nocturno
Un suave masaje antes de acostarse ayuda a tu bebé a conciliar el sueño. ¿Su mejor aliado? El aceite de lavanda. Por su propiedad sedante, resulta genial como relajante. Añade 12 gotas de aceite esencial de lavanda en 1 onza de aceite de almendra dulce. Imprégnate las manos con el aceite y frótalas para calentarlas. Masajea una o dos zonas de su cuerpo.

Precauciones

  • Si tu niño tiene una piel muy sensible, haz una prueba en un área pequeña antes de usar un nuevo aceite o mezcla.
  • Todos los aceites esenciales deben estar mucho más diluidos para usar con bebés y niños, en comparación con los adultos.
  • No uses aceites esenciales en bebés menores de 3 meses de edad porque su piel aún no está madura y, por lo tanto, es más sensible a los aceites esenciales.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 
 

comentarios