7 señales para saber si tu hijo está listo para el preescolar

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 7 señales para saber si tu hijo está listo para el preescolar

¿Está tu hijo listo para la guardería en el otoño? En junio, ya es momento de evaluar si tu pequeño estará preparado para la escuela preescolar en septiembre. Durante el verano, hay muchas oportunidades de trabajar con él para refinar sus habilidades básicas. Aquí te mostramos algunos signos que te indicarán si tu hijo está listo para esta nueva etapa.

Puede estar separado de ti
Antes de asistir al preescolar, asegúrate de que tu hijo se sienta cómodo de pasar un tiempo lejos de ti. Si bien la ansiedad en la escuela es normal, el hecho de que tu pequeño corra hacia ti cada vez que te le alejas o llore por unos minutos durante tu ausencia, puede ser señal de que aún hay que reforzar su independencia.

Está entrenado para ir al baño
Muchas escuelas tienen una política de “no cambiar pañales” para el preescolar. Si bien los niños pueden tener un accidente de vez en cuando, deben ser entrenados para ir al baño antes de comenzar la escuelita.

Tú puedes entender lo que dice
No se espera que un niño de tres años hable perfectamente, pero en general, las personas deberían poder entender lo que está diciendo. Tu niño en edad preescolar con frecuencia debe usar oraciones simples de tres a cinco palabras.

Puede comunicar sus necesidades
Si bien no es esencial que tu hijo sea verbal, es conveniente que pueda comunicar sus necesidades de alguna manera, ya sea a través de acciones o palabras. En el nivel preescolar, tu hijo necesita poder decirle a su maestra cuándo quiere ir al baño, cuándo tiene frío o cuándo alguien lo ha molestado. Puede que no tenga las palabras correctas para expresar todas estas cosas, pero es importante que tenga cierta capacidad para comunicar sus necesidades o deseos.

Escucha a los demás
Todos sabemos que los niños de tres y cuatro años no son los mejores oyentes, pero para enviar a tu hijo al preescolar debe poder escuchar las instrucciones básicas y tratar de seguirlas.

Tiene la resistencia necesaria para completar un día escolar
Los días escolares tienden a ser largos y muchos niños no están acostumbrados. Debes garantizar que tu hijo tenga la energía necesaria para ayudarlo a completar el día o, al menos, a llegar a la hora predeterminada para la siesta.

Maneja bien las transiciones
La mayoría de los centros preescolares tienen un horario bastante fijo para cada actividad, desde la hora de jugar hasta la hora de la merienda, por lo que, si tu pequeño no es bueno en la transición, esto es algo en lo que deberás trabajar.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 
 

comentarios