5 superalimentos para el verano

 
bytes
 
 
         
 
 
image for 5 superalimentos para el verano

¡Llegó el verano! Ahora si podemos decirlo con todo el júbilo. Las ropas ligeras, las pieles bronceadas, las bebidas refrescantes y los chiquitines que llenan parques y playas nos llenan la vida de sonrisas. Con el cambio de estación llegan también nuevos alimentos que además de ser frescos, tienen muchos beneficios nutritivos para ti y tu familia.

Arándanos (blueberries): además de ser ricos en vitaminas C, A y antioxidantes, estas pequeñas frutas son conocidas por contribuir al control del peso y evitar las infecciones urinarias. Comerlas en la mañana con avena y yogurt griego es una excelente manera para que tú y tu familia comiencen el día con mucha energía. También puedes llevar arándanos lavados para que tus niños los disfruten como snacks.

Melón: uno de los alimentos que querrás tener cerca este verano, una taza de esta fruta aporta sólo 60 calorías, mientras aporta un alto contenido de vitaminas A y C. ¿Lo mejor? Tiene un alto contenido de agua, ideal para refrescarte en las horas de calor intenso. Incorpóralo como parte de tus escaladas y hazlo el bocadillo de los asados familiares.

Frambuesas: como los demás miembros de la familia “berry”, tienen un bajo contenido calórico pero son ideales para aportarle a tu familia la dosis de frita que necesita diariamente. Además de ser una excelente fuente de antioxidantes, aportan minerales como el mangasen o que mantendrá el metabolismo de tus pequeños en óptimo estado, evitando que se enfermen durante sus vacaciones.

Lee más
thumbnail of feature post
8 alimentos para que los niños sean más inteligentes (FOTOS)

Tomates: estos jugosos y refrescantes frutos (si, son de la familia de las frutas) rojos ayudan a proteger la piel de los dañinos efectos del verano. Contienen altos niveles de vitaminas y minerales y son muy fáciles de incorporar en tus menús veraniegos como parte de salsas y ensaladas.

Espinaca: ¿te acuerdas de Popeye el marino? Hierro, minerales, vitamina K y folato hacen parte de las “súper” propiedades de estas hojas verdes. Tú y tu familia pueden disfrutarlas crudas o cocinadas, incorporarlas en salas o hasta hacerlas en sopa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios