5 consejos para enseñar a los niños a manejar la frustración

 
bytes
 
 
         
 
 
image for 5 consejos para enseñar a los niños a manejar la frustración

Cumplir todos los deseos o solucionar de forma inmediata cualquiera de los problemas podría generarle consecuencias cuando crezca.  Enseñar disciplina positiva al darle pautas para que maneje la frustración,  es una forma correcta de prepararlo a ser un niño maduro y seguro.

¿Por qué debes dejar que tu hijo se frustre?

Obviamente que no te gusta ver a tu pequeño sufrir, por eso intentarás protegerlo de situaciones tan particulares como cuando llora porque no le das tu móvil o cuando te niegas a darle el postre antes de la cena…

Alfonso López, autor de la guía “Todos podemos ser mejores padres” menciona en un post de la fundación Eroski Consumer que no se le debes evitar la frustración al niño sino a resistirla. Para ello ofrece cinco pasos que no fallan:

1. Deja que se frustre

Para que tu hijo aprenda a tolerar la frustración permite que llore, patee, grite… sin dar respuesta inmediata a sus exigencias. De este modo tu pequeño admitirá y caerá en razón que el mundo no gira a su alrededor, y  le enseñarás a reconocer su origen y buscar la solución adecuada.

2. Ayúdalo a encontrar soluciones

Cuando haga un berrinche porque no haces lo que desea, enséñale que la rabia y el enojo no solucionan nada. Tu tarea es orientar para que encuentre el camino para solucionarlo. Por ejemplo, si se frustra porque no logra encontrar las piezas exactas del rompecabezas, en vez de hacerlo tú, disipa su enfado y dile que le ayudarás a hacerlo, pero juntos.

3. Fomenta la independencia

Estudios realizados por el Laboratorio de Psicología Experimental y Aplicada (PSEA), Instituto de Investigaciones Médicas (CONICET), Universidad de Buenos Aires, Argentina indican que este sentimiento aparece en los bebés tan solo cuatro horas después de nacer. Durante ese periodo de la infancia es muy normal que los padres de familia sean quienes den respuesta a esas necesidades. Pero, a medida que llegan a sus 2, 3, 4 años adquieren mayor capacidad de autonomía. Favorece su autonomía al proveerle herramientas para tolerar la frustración.

4. Promueve su autoestima

Si tu pequeño se siente capacitado para resolver los problemas y buscar soluciones adecuadas, le resultará más sencillo enfrentarlos. Tu colaboración debe ir directa a reconocer sus cualidades y a valorar sus habilidades. Para fomentar su confianza impone tareas o actividades de acuerdo a su edad.

5. Ten paciencia

Una de las técnicas más efectivas para calmar el estado de ánimo de los niños es el Frasco de la Calma . Maria Montessori, creadora de esta técnica explica que con el uso de ella el niño centraliza su sistema nervioso porque cuando está estresado su ritmo cardíaco y respiración se aceleran.

“Concentrarse con la lenta caída de la purpurina, generará un orden inconsciente que manda la señal al cerebro para que disminuya su agitación. Pronto se creará una relación entre el patrón  y la calma”, asegura.

El psicólogo estadounidense Walter Mischel en su “Test de la golosina” explica que los niños con autocontrol y mayor paciencia son capaces de tolerar mejor la frustración  y el estrés que  los adultos. Tu tarea está en enseñarle a esperar, aunque sea más complicado, la recompensa será mejor que si actúas de forma impulsiva.

 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios