15 actividades creativas para hacer con los niños este verano

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 

Con el verano en pleno apogeo, es un hecho que nosotras, como madres, tenemos que ingeniárnoslas para que los niños pasen un rato ameno y, sí, alejados de las pantallas. Y no es fácil –entre el hogar, el trabajo, la pareja y la familia, es normal quedarnos cortas de ideas cuando de actividades se trata.

Lo bueno de las vacaciones es que también te permiten explorar los gustos de cada uno de tus pequeños, además de distraerte un poco del ajetreo diario. Así que tranquila, mamá, ¡no es imposible! Te presentamos 15 soluciones súper creativas para disfrutar del verano con tus hijos. ¡Toma nota!

Toddler boy and his mother watering plants in the garden

Planten un huerto de frutas o vegetales. El verano es perfecto para la siembra, y contrario a lo que crees, no es una actividad complicada. ¡Para tus niños será toda una aventura! Desde comprar el abono y las semillas, plantarlas y regarlas diariamente, tus hijos tendrán una tarea que los mantendrá ocupados por semanas. Te aseguramos que la carita que pongan al ver crecer –y comer— lo que cosecharon, ¡no tendrá precio!

Únanse a la fiebre del slime. Una tendencia nada nueva, ¿cierto? Sin embargo ahora existen una cantidad de ingredientes, colores y texturas para hacerlo aún más divertido. Si viven en un vecindario con muchos niños o si tu familia es numerosa, empujen los límites ¡y hagan una masa elástica ultra gigante!

Devuélvelos a tu infancia. ¿Te acuerdas cuando jugabas con trompos, perinolas o canicas de colores? Quizás tu hijo no tenga idea de lo que hablas, pero esos “objetos extraños” le llamarán la atención y los despegará un rato del celular o la tableta. Vayan en su búsqueda en tiendas vintage o mejor aún, ¡en la casa de los abuelos!

Hagan un vision board. Nunca es demasiado temprano para reforzar su autoestima y el poder de cumplir sus sueños. Recorten imágenes de revistas o folletos viejos y anímalo a crear un tablero de visión (lo que quiere ser cuando sea grande, a donde quiere viajar, etc.). Pasarán una tarde diferente ¡y conocerás sus pensamientos!

Empiecen un diario de actividades veraniegas. Regálale un diario en blanco y dile que anote sus opiniones (bien sea que lo dibuje o lo escriba) luego de pasar tiempo juntos, por ejemplo, al regresar del zoológico o de un road trip. Será un recuerdo que tú, como mamá, atesorarás cuando ya sean adultos.

Beautiful African American woman and her daughter cooking in the kitchen

Cocinen juntos, ¡con un propósito! Aun en plenas vacaciones los niños pueden aprender. Haz que sea tu ayudante por un día y enséñale a medir los ingredientes –por tazas, cucharadas, etc.—, permite que mezcle todo y experimente con las texturas, sabores y colores.

Ayúdalo a crear música. Recopila botellas de vidrio y llénalas de agua, sorbetes o pitillos, frijoles o arroz crudo en botes de plástico y construyan instrumentos musicales. ¡Una actividad ideal para tardes lluviosas!

Hagan títeres a mano. Si tus hijos son pequeños, recolecta medias viejas, retazos de tela, hilos, y todo lo que se te ocurra, para crear títeres o marionetas de trapo. Una vez listas, ¡anímalo a armar su propia historia!

Exploren nuevos sabores. ¿Tienes un picky eater en casa? Juega con tus niños usando una venda para los ojos y degusten nuevos platillos sin que se enteren. Intercala entre un puré de coliflor y mantequilla, el clásico Mac&Cheese y un postrecito ligero, por ejemplo.

Haz que sea el director de su propia película. Invita a papá, a los abuelos, hermanitos y primos a participar en su propia obra de teatro. Haz que tu hijo invente el libreto, los disfraces y que asigne cada personaje a su gusto. ¡Pasarán un rato de carcajadas!

Mother Pushing Daughter On Tire Swing In Garden

Jueguen al aire libre. Es una idea obvia; de hecho, ¡es lo que más queremos las madres en tiempos modernos! Pero ayúdate de papá para crear columpios con cauchos viejos o circuitos de juego con materiales reciclados. ¡Será un proyecto único!

Creen un spa en casa. Si tu niña es una girly-girl, aprovecha para preparar una tarde de belleza con pinturas de uñas, mascarillas naturales y peinados divertidos. Todo look vale, ¡así que déjala que te maquille!

Preparen una exposición de arte. Para los niños más artísticos, abrir una “galería” con sus creaciones le dará más ánimo para continuar con sus proyectos. Basta con colgarlos o mostrarlos en las cenas familiares para recibir los aplausos.

Invítalo a viajar a otros países. Si el presupuesto no les permite salir de la ciudad o del país, vayan a la biblioteca, restaurantes exóticos o barrios étnicos de su zona y redescubran otras costumbres. Mientras más pequeños sean, más les abrirás la mente a otras experiencias.

Anímalo a tener “souvenirs” de verano. Tomen cualquier piedrita de forma extraña, conchas marinas, u objetos curiosos y escríbanle el mes y el año. Será un grato recuerdo de sus momentos juntos.

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios