skin
skin
Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Sencillos ejercicios antiestrés

 
El estrés es la causa de muchas enfermedades en los Estados Unidos. Te enseñamos un par de truquitos fáciles para evitarlo
 
Sencillos ejercicios antiestrés El 77 por ciento de los adultos en Estados Unidos han experimentado algún tipo de síntomas físicos causados por el estrés. Las presiones laborales, las preocupaciones económicas, las afecciones
              
 

relajacionEl 77 por ciento de los adultos en Estados Unidos han experimentado algún tipo de síntomas físicos causados por el estrés. Las presiones laborales, las preocupaciones económicas, las afecciones a la salud, una nutrición baja, la exposición excesiva a los medios (televisión, radio, Internet, redes sociales, etc.) y la falta de sueño están dentro de las causas más comunes para desarrollar estrés. Aunque las presiones del día a día no siempre sean fáciles de obviar, es posible aprender a establecer barreras para no permitir que el estrés afecte tu vida de forma profunda.

Ejercicios antiestrés

Primero

  • Acuéstate de espaldas en el piso, con todo el cuerpo estirado, descalza (o en medias), ropa cómoda y con los ojos cerrados.
  • Comienza a respirar siguiendo un ritmo regular y lento; inhala por la nariz, exhala por la boca.
  • Lleva la atención de tu respiración a tus pies, y siente como se relajan, se estiran y se van llenando de la energía que les envías. Tómate tu tiempo para concentrarte en esa zona y luego repite el ejercicio concentrándote en las pantorrillas y rodillas. Sigue subiendo poco a poco hasta que concluyas en el cráneo.

Segundo

En la misma posición y con los ojos cerrados, respira acompasadamente mientras imaginas que una luz brillante entre en tu mente. Permite que el poder de tu mente le dé poder a esa luz. Su tonalidad dorada te calienta y revitaliza mientras va llenando poco a poco todas las zonas de tu cuerpo: cuello, hombros, espalda, brazos, pecho, abdomen, cintura, nalgas, piernas. Después de concluir el ejercicio, levántate y estírate.

Tercero

En el trabajo no tienes la opción de tumbarte en el suelo y hacer los ejercicios anteriores, aún así no debes descuidar tu salud. Mantén una postura recta, bebe bastante agua, mantén tu lugar de trabajo limpio y organizado, si te es posible, mantén una planta cercana a ti para que te provea con oxígeno y anime tu panorama.

Detenerse de vez en cuando y caminar es una buena idea. Estira tus brazos, piernas y manos. Aprovecha tu hora de almuerzo para caminar y moverte un poco y, en la medida de lo posible, evita comer frente a tu computadora.

Foto: iStockphoto

 

 
 
 
 

Comentarios