skin
skin
Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Recupera tu voz

 
Cómo recuperar tu voz en medio de las múltiples ocupaciones y compromisos sociales y familiares.
 
Recupera tu voz "Mami, no quiero huevos, quiero cereal"; "mamá, mi hermano no me deja ver la tele"; "mi amor, ¿me podrías recoger el traje de la lavandería?"; "hija, tu prima llega el lunes y yo le dije que se
              
 

“Mami, no quiero huevos, quiero cereal“; “mamá, mi hermano no me deja ver la tele”; “mi amor, ¿me podrías recoger el traje de la lavandería?”; “hija, tu prima llega el lunes y yo le dije que se podía quedar con ustedes. Acuérdate que ella no come carne”; “estos informes los necesito para el lunes”. En medio de tus múltiples compromisos familiares, sociales y de pareja, puede que comiences a sentir que vas desapareciendo. ¿Cómo puedes recuperar tu voz?

Hola amiga

Por más afectos que sintamos pos nuestros seres más cercanos, no podemos depender sólo de ellos para recibir nuestra dosis de cariño. La mejor amiga que tendrás para toda la vida eres tu misma. Comienza por reconocerte como un ser único, individual y valioso. Resalta las cualidades que te hacen una buena persona y que no estén relacionadas a tu “servicio” a otros. Tal vez eres buena para cantar, tienes una conexión especial con los animales, no hay mejor bailarina en las fiestas o pintas muy bien. Valora lo que te hace ser tú.

Tus necesidades

Así como tu bebé necesita de tu leche materna para vivir y tu esposo probablemente no lograría vestirse para un evento especial sin tu ayuda, es importante que reconozcas lo que tú necesitas. Tal vez te hace falta que tus hijos estén bajo el cuidado de alguien más un par de horas a la semana; quizás necesitas un día con tus amigas para ir a cenar y ver una película; puede que sientas que es el momento indicado de volver a la universidad y terminar tus estudios. Piensa cuidadosamente en lo que realmente te hace falta.

Adiós culpa

Uno de los mayores obstáculos que encontramos cuando de recuperar nuestra voz se trata es la culpa: ¿cómo voy a dejar a los niños una noche entera solos donde los abuelos?; ¿qué va a hacer mi marido si comienzo a ir a la escuela nocturna?; ¿qué será de mis amigas si me voy de viaje sin ellas? Obviamente será necesario un periodo de ajuste, pero en general, nadie sufrirá mayores consecuencias si te ausentas de su vida por un par de horas o días. Además si lo piensas, cualquier cosa que contribuya a tu felicidad y plenitud como persona, estará contribuyendo a la felicidad de quienes te rodean.

Tu voz

Una vez sepas lo que necesitas es importante que te comuniques con tus seres queridos. Explícales en un tono calmado pero firme qué es lo que necesitas, háblales de tus razones y, si es necesario, entren a negociar la dinámica de los nuevos cambios. Quizás los niños puedan pasar un día a la semana con tus padres y otro con tus suegros o tu esposo puede llegar más temprano un día a la semana para que tomes la clase de pintura que quieres. Tienen la opción de contratar a una niñera que te ayude un par de días para que no termines exhausta e incluso pedir comida a domicilio los viernes por la noche te permitirá relajarte y ver la tele por un par de horas.

Foto: Digital Vision

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 

Comentarios