skin
skin
Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Madres solteras: volviendo al ruedo de las relaciones

 
Ser madre soltera no debe detenerte de mantener una relación romántica. Aprende qué puntos debes tener en cuenta si estás decidida a regresar al mundo de las citas.
 
Madres solteras: volviendo al ruedo de las relaciones Estuviste casada un par de años y te divorciaste; tal vez el padre de tu hijo era tu novio de adolescencia; quizás la convivencia con tu pareja los alejó de manera irreparable. Sea cual sea tu
              
 

Estuviste casada un par de años y te divorciaste; tal vez el padre de tu hijo era tu novio de adolescencia; quizás la convivencia con tu pareja los alejó de manera irreparable. Sea cual sea tu situación, la realidad es que el hecho de ser madre no te quita el ser mujer. Si estás considerando comenzar a salir y explorar la opción de encontrar una nueva pareja, no te detengas pensando que las mamás no están para esas. Seguro que lo están; sólo tienes que estar lista.

Tus reglas

Tus amistades, tu familia y hasta los desconocidos tienen su propia opinión sobre una mamá soltera que intenta establecer una relación– son sus opiniones–. Tú decides que es lo que tu quieres: una relación seria, algo casual o una noche de sexo esporádica. (Claro que tienes derecho a tener sexo).

Todo a su tiempo

No es necesario presentarles a tus hijos a cada hombre con el que salgas a cenar. Espera hasta que sientas que la relación es estable antes de que tus hijos conozcan al “novio de mamá” y él asuma el rol de “papi”. Hacerlo antes de tiempo es un desastre esperando a explotar.

Es tu pareja, no el papá de tus hijos

En la medida en que la relación progrese y con tal de que así lo deseen ambos, es probable que la persona con la que establezcas la relación comience a involucrarse en la crianza de tus hijos. Sea como sea, resiste la tentación de volverlo un “padre” activo desde el principio. Es comprensible que sientas que necesitas “una manito”, pero acelerarte matará el romanticismo y lo pondrá en una posición que aún no le corresponde.

Privacidad, sin mentiras

Aunque es recomendable que mantengas tu relación lejos de tu hogar, por lo menos al principio, mentir nunca lleva a nada bueno. Tu pareja terminará enterándose que tienes hijos, tus hijos tendrán preguntas y aunque no debas explicar en absoluto detalle cada aspecto de tu vida, si deberás estar preparada para ser honesta.

Mantén claras tus prioridades

Claro que es necesario que le dediques tiempo y atención a tu nueva pareja, pero no olvides que tu compromiso primario es contigo misma y tus hijos. No permitas que las hormonas decidan por ti. Crea un equilibro sano sin pasar por mártir y dale a cada quien el espacio y atención que merecen.

No presiones

Si estás interesada en una relación estable y duradera, déjala florecer. Este consejo no se aplica únicamente a las mujeres que son madres solteras, pero la presión puede volverse más evidente en la medida en que tu enamorado asuma que lo que estás buscando es un papá para tus hijos. Toma las cosas con calma.

Déjalo ir

Si después de un tiempo descubres que tu nueva pareja tiene un problema de adicción, es extremadamente celoso, te ha sido infiel o simplemente no son compatibles, déjalo. Retira de tu cabeza la idea de que porque eres madre soltera no podrás conseguirte algo mejor.

Dales espacio, a todos

Entiende que a tu nueva pareja le puede tomar tiempo adaptarse al hecho de que tienes hijos, sobretodo si no tiene mucha experiencia con niños. Eso no significa que no te quiera, que no le interesen tus pequeños o que no esté dispuesto a aprender. De igual forma puede que tus hijos rechacen de manera radical al “extraño” hasta que él deje de serlo. Dales espacio para adaptarse a sus nuevas circunstancias.

Foto: Stockbyte

 

 
 
 
 
 

Comentarios