¿Se puede superar una infidelidad?

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for ¿Se puede superar una infidelidad?

La monotonía, una libido más alta, el deseo de sentir que “aún pueden conquistar”, como consecuencia de los efectos del alcohol… Las razones que existen detrás de una infidelidad son variadas y dependen mucho de las circunstancias de cada pareja (e individuo) y aunque las justificaciones puedan sonar muy lógicas en la mente del infiel, no retiran el dolor causado en la pareja. Quienes llevan varios años de convivencia, están profundamente enamorados, creen que el matrimonio es para toda la vida o tienen hijos en común pueden contemplar la posibilidad de perdonar la infidelidad. Perdonar es una cosa, pero ¿cómo se supera el dolor y decepción de que la pareja sea infiel?

Mantén la calma: sí, éste es tal vez el más difícil de todos los aspectos, pero reaccionar en la rabia del momento puede dejarte con decisiones o acciones de las cuales te arrepentirás más adelante.

Piensa: ¿se trata de un hecho aislado? ¿Es acaso algo repetitivo que incluso lleva tiempo? Si han hablado antes del tema y tu pareja no cambia sus acciones, puede ser momento de dejarla ir, ya que sus acciones están demostrando que no tiene pensado cambiar. Si es algo recurrente piensa también ¿por qué continúas con él y aceptas este tipo de comportamiento?

Habla: guardar el mugre debajo del tapete no es la manera de solucionar la situación. Sin importar la forma en que te enteraste de la infidelidad (por ejemplo, revisaste su teléfono aunque sabes que no estuvo bien hecho) debes hablar al respecto. No grites, insultes o pierdas la cordura, lo que quiere decir que es mejor no hablar inmediatamente después del descubrimiento, sino cuando hayas logrado un cierto balance emocional.

Observa: si tu pareja se enoja frente al descubrimiento, trata de chantajearte con cosas como el dinero o los niños, es evidente que no está para nada arrepentido de su comportamiento y lo mejor que puedes hacer es alejarte.

No te culpes: pensar que quizás no le diste la atención que necesitaba, que no debiste descuidar el aspecto sexual o que tenías que haber bajado un par de libras y vestirte más atractiva sólo denotan daños en tu autoestima. Si tu pareja no estaba a gusto con algo, pudo hablarlo contigo. Optar por la infidelidad tiene que ver con él, no contigo.

Reconstruir: recuerda que cuando comienzas a salir con alguien, no confías plenamente de buenas a primeras en él; de igual manera ni él ni tú pueden esperar a que el perdón y olvido lleguen de manera instantánea porque decidiste darle otra oportunidad. Tendrán que trabajar fuertemente para reconstruir ese lazo de confianza.

Busquen ayuda: en muchas ocasiones los recuerdos, el rencor y las confusiones le ganan a las buenas intenciones por lo que se hace esencial contar con la ayuda de un terapista.

Primero tú: si a pesar de tus buenas intenciones de rearmar la relación (y las suyas) sintiesen que no puedes perdonar y el dolor es muy fuerte, lo más sano para ambos es que continúen el camino de forma separada.

 

Foto: iStockphoto

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios