Perder peso sin hacer dieta

 
bytes
 
 
         
 
 
image for Perder peso sin hacer dieta

La forma más popular de perder peso es siguiendo una dieta; sin embargo, muchas veces no nos damos cuenta que haciendo unos pequeños ajustes aquí y allá, podemos perder peso sin mucho sacrificio y/o cambios drásticos en nuestra alimentación.

Siguiendo estos prácticos consejos, el consumo de calorías disminuirá y cuando menos se piense, esas libras de más se irán perdiendo; y más si se sigue un régimen de ejercicios.

  • Minimiza a tu sándwich. El sándwich es un gran aliado para una buena nutrición, pero siempre y cuando lo sepamos escoger: cambia el pan blanco por uno integral, selecciona  una proteína baja en grasa, como pollo o atún y sazónalo con mostaza en vez de mayonesa; y si quieres más ahorros de calorías, deja el queso y tocino, mientras que le agregas lechuga, tomate y pepinos.
  • Piensa en lo que tomas. Agua, agua y más agua. Esta gran bebida no tiene calorías y es indispensable para una buena salud. Si no te gusta el agua pura, compra las botellas de agua que contengan menos de 25 calorías por porción; o “sazona” a tu agua con una rodaja de limón, naranja o fresas.
  • Usa platos más pequeños. A la mayoría de nosotros nos gusta que nuestro plato esté lleno; pero más comida significa más calorías y/o más peso. (continua)

Claudia M. González, M.S., R.D., L.D.N., es una dietista-nutricionista certificada y autora del libro Gordito Doesn’t Mean Healthy que aborda el problema de obesidad en niños hispanos. Para conocerla más, visita  Chicanutritionnews.Por lo tanto, si escoges un plato pequeño te servirás y comerás menos, y visualmente tu plato sigue lleno.

  • Café más ligero. Agua, café, leche sin grasa y azúcar de dieta.  Quizás no sea un café muy atractivo, pero con muchísimas menos calorías, que un café elaborado. Si tus favoritos son los de moda, pide un vaso pequeño y con ingredientes ligeros.
  • Ensaladas sí, calorías no. De más está decir que los vegetales son nutritivos, pero cuidado con los ingredientes extra de las ensaladas (aliños grasosos, ensaladas de macarrones o papas con mayonesa regular, quesos, croutons, etc.), estos añaden calorías y rompen el propósito de las ensaladas: bajas en calorías y saludables.
  • Dulces un día a la semana o al mes. Date un gusto, pero recuerda que los postres son altos en calorías, y si los consumes una vez a la semana, compártelo.
  • Frutas. El mejor dulce o postre natural. ¡Punto!
  • 100 a 200 calorías. Escoge meriendas de 200 calorías o menos. Lee la etiqueta para que determines las calorías por porción. Y si quieres ir a lo seguro, opta por meriendas naturales y nutritivas como las frutas, vegetales, almendras y/o yogur.
  • Cambia la actividad. Si a veces comes por aburrimiento, reemplázala con otra diversión: camina, baila, lee un libro, habla con un amigo por teléfono, e inclusive usa la computadora. No siempre es fácil, pero si se puede lograr.

Foto: iStockphoto

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios