Hablar de sexo con tus hijos: una conversación que no debes postergar

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Hablar de sexo con tus hijos: una conversación que no debes postergar

– Papá: Hijo, me parece que ya es buen momento para que tú y yo hablemos de sexo.

– Hijo: ¡Claro, viejo! ¿Qué te gustaría saber?

Pareciera que nunca va a llegar el momento perfecto para hablar con tus hijos de sexo. Para mí, que tengo mujeres, veo más lejano ese momento porque pienso que mis hijas todavía son muy pequeñas para hablar de esas cosas. En realidad no lo son. La mayor cumplirá 16 años y la menor 15. El problema radica en que para mí, mis hijas serán siempre muy pequeñas . ¡Son mis babies! ¿Cómo les voy a hablar de sexo?

El otro día le pregunté a un amigo: “¿Ya te sentaste a hablar de sexo con tu hija?” Y me respondió: “¡Estás loco! ¡Es muy pequeña! Tiene apenas 20 años”.

Pocos días después de este encuentro con mi amigo, casualmente estaba leyendo Strong Fathers, Strong daughters, de Meg Meeker, donde la autora comenta que en Estados Unidos, a la edad de 13 años, más del 80% de los adolescentes ya ha visto algo de pornografía en Internet.

Ahí me aterré, me puse a pensar que hoy en día desde cualquier teléfono inteligente pueden tener acceso a eso, lo cual es la parte poco inteligente de los teléfonos. Aunque tengas el de tus hijos con parental control, no hay manera controlar el acceso a internet de todos sus compañeros.

El tema no es bloquear los accesos sino en hablar con tus hijos de todo lo relativo al sexo para que no se hagan una idea equivocada. Que estén informados, que sepan cuidarse y que así no se dejen influenciar por el entorno.

Un día nos enteramos que una chica del mismo grado que mi hija mayor ya había tenido relaciones sexuales con un compañero de un grado superior. Tuve una reunión de emergencia con mis hijas y les di una charla acelerada sobre la gravedad de este asunto. Estaba desesperado. Mis hijas me veían como si estuviera loco y no hicieron más que reírse de mí. Claramente fue una reacción poco oportuna.

Para que no te pase lo mismo que a mí, lo mejor es buscar un momento ideal. Debes establecer un ambiente donde tus hijos se sientan cómodos y confiados para hablar de estos temas contigo. ¡Así que no cometas el mismo error que yo!

Insisto en que los hijos saben más que nosotros. Fíjate, hace unas semanas le conté a mi hija de 14 años que una cadena de hoteles me había regalado una noche de estadía gratis y que iba a aprovechar para irme con su mamá a descansar. Su respuesta fue que usara protección porque ya tenemos muchos niños en casa. ¡Ah! Salí gritando a contarle a mi esposa.

No dejes pasar el tiempo, los hijos saben mucho mas de lo que los padres se imaginan. Es mejor que aprendan las cosas por ti a que sean otras personas las que los eduquen en estos aspectos.

 

¡Suerte con la conversación!

 Foto: Felipe Viel

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios