5 errores de belleza de las madres primerizas

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 5 errores de belleza de las madres primerizas

Tener las manos llenas con un bebé significa que los tratamientos de belleza se quedan en segundo plano. Entre cambiar los pañales, preparar botellas o lactar, y la falta de sueño, no tienes tiempo para invertir en la rutina de cuidado de la piel y maquillaje, por lo tanto, es normal si cometes errores con estas rutinas.

En vez de dejar que tu piel pague el precio, organízate con estos tips que te ayudarán a volver a mantener una rutina -¡y que te ayudarán a lucir más descansada de lo que realmente estás!

1. Duermes con maquillaje. Sabemos que estás exhausta, pero dormir con maquillaje puede tapar tus poros y hacer que te salgan brotes. La solución: necesitas dos minutos, y una limpiadora económica y suave que haga el trabajo, según Ranella Hirsch, M.D., dermatóloga de Boston, ex presidenta de la American Society of Cosmetic Dermatology and Aesthetic Surgery, y madre de tres. Sino usa toallitas para quitar el maquillaje.

2. No estás tomando ventaja de los productos multiusos. Aunque no tengas tiempo para crear unos ojos smoky, puedes cuidar tu piel y lucir arreglada con poco esfuerzo. La clave: escoger productos de belleza que hagan doble o triple función. “Soy fiel creyente en los productos multi-usos”, dice Dr. Hirsch. “Es una gran manera de verse bien, cuando solo tienes unos minutos para prepararte en la mañana”.  Dr. Hirsch recomienda usar una crema BB con SPF porque esconde imperfecciones, humecta y tiene ingredientes antiedad que reduce las líneas y provee protección solar; todo en un producto. Luego, un rizador de pestaña para hacer más grande los ojos – el rímel es opcional-, un poco de color en labios y mejillas y estarás bien.

3. No tienes un shimmer en tus cosméticos. La falta de sueño te puede llevar a lucir una piel sosa y enferma. Muestra tu rostro luciendo una o dos gotas de cremas con destellos de luz se verá muy bien. A Dr. Hirsch le gusta Nars Illuminator en Copacabana -mezclada con la crema BB. Te hará lucir como que dormiste interrumpidamente por ocho horas.

4. No te pones bloqueador solar. No saldrás de tu casa sin ponerle bloqueador a tu pequeño, pues hazlo también tú. Esto ayuda no solo a protegerte del sol, sino también a no padecer de hiperpigmentación, incluyendo melasma. “Nunca rechaces la protección solar”, dice Dr. Hirsch, que recomienda usar bloqueador todos los días. Si estás con prisa, usa sombrero, y gafas que bloqueen los rayos UVA y UVB. Si te salen manchas debido al sol, puedes evitarlas con productos como los de Conffianz, especialmente pensado para las mujeres latinas.

5. Volviste al retinol muy rápido. Está perfecto que quieras retomar tu rutina anti-envejecimiento, con una crema recetada de retinol, pero debes verificar con el pediatra cuando termines de lactar. “Si estás lactando, debes alejarte de la vitamina A y sus derivados”, dice Dr. Hirsch. Esto porque aún no se sabe si los productos tópicos son eliminados por la leche. Mientras tanto, usa un suero antioxidante, que como explica Dr. Hirsch reduce la pigmentación afina las líneas, seguido de un humectante con péptido.

 

Texto por Rachel Grumman Bender 

Foto: iStock 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios