Disfruta (¡y sobrevive!) las fiestas de oficina

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Disfruta (¡y sobrevive!) las fiestas de oficina
Prev2 of 3Sgte
Use your ← → (arrow) keys to browse

4. En la etiqueta del correo electrónico, escribir en mayúsculas significa gritar, así que aprovechamos para enviarte un mensaje muy claro: ¡Controla el consumo de alcohol! De acuerdo, es una fiesta, pero no te equivoques, sigue siendo un evento de trabajo. El alcohol nos hace perder las inhibiciones y esto no es lo más aconsejable cuando estás rodeada de personas que tienen tu futuro profesional en sus manos. Conoce tus límites y atente a ellos. Si no bebes alcohol o no deseas pasarte de tragos, pide bebidas vírgenes (nadie tiene que enterarse). Si de todas formas bebes, busca una forma segura de llegar a casa. No le añadas a tu hoja de vida un accidente o una multa por conducir embriagada.

5. ¿Necesitamos señalar que éste no es el momento de huir al clóset más cercano para dar rienda suelta a la pasión por el vicepresidente de recursos humanos? Claro que no. Tampoco es la ocasión para coquetear excesivamente (si eres soltera) o, si has llevado a tu pareja, de hacer un despliegue de DPA (demostraciones públicas de afecto) capaz de hacer sonrojar al más atrevido.

6. Vigila los modales. Estos cuentan en toda ocasión, pero son más evidentes en los eventos sociales. Incluir a los demás en la conversación y presentar a la persona que te acompaña es tan importante como no hablar con la boca llena o servir primero a la otra persona. Ignorar a quienes tienes delante para dedicarte a enviar mensajes de texto o a cambiar tu estatus en Facebook es mala educación. Y nunca lo dudes: la cortesía siempre impresiona y se toma en cuenta (recuerda: ningún alto ejecutivo quiere ascender de posición a una persona que lo avergüence en los eventos sociales).

Prev2 of 3Sgte
Use your ← → (arrow) keys to browse

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios