10 cosas que cambiaron en tu vida al convertirte en madre

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 10 cosas que cambiaron en tu vida al convertirte en madre

“Mi vida jamás volvió a ser la misma. La energía vence al cansancio y soy capaz de dar más de lo que estaba acostumbrada. Ahora madrugo más facilmente, me organizo más rápido, me volví menos olvidadiza, me divierto más. Es cierto, mi cuerpo cambió y cambié unas cosas por otras, pero la felicidad que siento no la cambio por nada”, relata Nancy Cabezas, madre de un niño de 5 años.

Así como ella, es probable que tu vida cambiara desde el momento que te enteraste que estabas embarazada. Conocer el amor verdadero es posible cuando nace tu bebé.

¿Qué otras cosas cambian cuando eres madre?

1.Fuerza interior: Si eres madre o pronto darás a luz, descubrirás que dentro de ti hay una fuerza interior que te sostiene. Te darás cuenta que eres capaz de defender a tu hijo con uñas y dientes, incluso darías tu vida por él.

2. Amor de madre: Eres la única persona en describir el amor tan fuerte y poderoso que tienes por tu pequeño. Es más, te darás cuenta que ese amor se puede extender a otras personas, tus otros hijos.

3. Respeto por tu mamá: Ya entiendes cómo tu mamá pudo criarte a ti y a tus hermanos, realizar las labores domésticas y hasta salir a trabajar. Si fue posible para ella, tú también lo vas a lograr.

4. Prioridades: “Si antes compraba un par de zapatos para mí, cuando ellos nacieron pensaba más en qué necesitaban ellos que en mi. No había nada que me llenara más de satisfacción que verles felicides. Me volví más responsable, organizada con mi tiempo, adquirí paciencia, me volví más llorona, empecé a dar más besos y abrazos, así como a expresar un TE AMO”, comenta Nancy Madrigal, madre de dos hijos.

5. Entiendes el verdadero significado del “sacrificio”: Te das cuenta de la importancia que tienes para tu hijo o hija. Eres la persona que le enseñará a ser honesto, humilde, solidario y en general, una buena persona. No es un sacrificio sino un trabajo sagrado que le hará una persona de bien.

6. Hay alguien más importante que tú: “Para ir al baño, comer o dormir tienes compañía. La casa desordenada es pan de cada día, pero soy inmensamente feliz con Luhana y Gabriel”, asegura Adriana Franceschi.

7. Compasión: Tu corazón se arruga cuando ves que los niños mueren de hambre o son agredidos sexualmente. Te sientes  vulnerable al sufrimiento de los demás.

8. Cambio de planes: Antes disfrutabas al irte de fiesta, escalar una montaña o realizar cosas que te hicieran feliz solo a ti. Ahora tu diversión está en los planes que puedas hacer con tu familia. Hacer un picnic, ir a la playa o incluso hasta quedarse en casa viendo películas y comiendo palomitas es más emocionante que irte a una disco. Los planes cambiaron.

9. Tiempo es oro: Ya tu día no es de 24 horas. Apenas tu hijo se duerme aprovechas para sacar la ropa de la lavadora, limpiar la nevera o incluso para hacer la tarea de la universidad.

“Yo me las arreglo y lo logro… Mi mayor bendición ha sido mi bebe”, dice Karen Quirós, madre de Esteban de 8 meses de edad.

10. Encuentros fugaces: Los momentos con tu esposo o novio son breves, sin embargo los dos aprenderán a disfrutarlos al máximo.

¿Valen la pena todos esos cambios por la felicidad de tu hijo(a)?

Lee más
thumbnail of feature post
10 señales que ratifican que eres la MEJOR MADRE para tu hijo

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios