10 cosas que solo entiende una mujer que es mamá

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for 10 cosas que solo entiende una mujer que es mamá

Si eres mamá sabrás que ese pequeñito que está ahí a tu lado y que depende de ti, es una de las experiencias más hermosas de tu vida. Aunque ya no puedas realizar ciertas actividades, sí tienes el privilegio de compratir cada minuto de tu vida con él.

Cuando eres madre podrás entender algunas situaciones típicas que le suceden a mujeres como tú. ¡Veamos!

1. Tomar una ducha es un verdadero lujo: Cuando tu pareja, tu mamá o hermana llegan a tu casa y tienes la posibilidad de tomar una ducha es todo un privilegio. Luego de un día entre biberones y mantillas querrás meterte en tu ducha y permanecer ahí al menos 30 minutos. Relajarte y salir renovada es el principal objetivo para hacer frente a lo que vendrá en la noche. ¡Tu bebé merece una mamá dispuesta a cuidarle!

2. Descubres el por qué de su llanto: Cuando eres madre primeriza todo te asusta. Tranquila, ¡a todas nos sucede! Cada vez que tu bebé llora creerás que es por hambre pero, también puede ser por dolor de oídos, sus medias lo lastiman o incluso se siente acolorado.

3. Tu leche materna: Es tedioso y probablemente deberás llevar una o dos blusas más en tu cartera. Lo importante de todo es que tienes leche suficiente para amamantar a tu bebé. ¡Lo demás es secundario!

4. Lucha con el peso: Pocas mujeres logran mantener su figura luego del embarazo. Sin embargo, no te preocupes por bajar esos “kilitos” de forma acelerada. Con estas rutinas de ejercicios te irá de maravilla.

5. Lo mejor es cuando tu bebé duerme: Por que puedes descansar, hacer tus labores domésticas e incluso trabajar. Aprovecha esas horas para consentirte con un manicure, maquillarte o incluso hasta para descansar.

6. Tus amigas sólo hablan del fin de semana: Sí, antes de que tu bebé naciera pasar un fin de semana con tus amigas era súper divertido pero, estamos seguras que no cambiarías tus fines con tu bebé por estar con ellas. ¿Verdad?

7. Duermes en cualquier lugar: Camino a tu trabajo cuando vas en el metro, autobus o en el vehículo de tu compañera de oficina. Quizás también cierras tus ojos en la fila del supermercado, en la del banco o incluso inviertes tu hora de almuerzo para dormir al menos 30 minutos. ¡El tiempo es oro para recargar baterias!

8. Una copa de vino es toda una bendición: Un viernes, luego que tu bebé se quedó en la cuna dormido. Ojalá a la luz de las velas, con una deliciosa cena y con tu pareja. ¡Cualquier mamá se lo merece!

9. En el autobús ya nadie te ofrece su asiento: De camino al trabajo o a alguna diligencia personal ya nadie te ofrece su espacio porque no llevas a tu bebé. Y si expresas tu desconformidad con la poca cortesía de los hombres alguno te responderá: “Disculpe, todavía existen caballeros lo que si no hay son espacios”… ¡Sin palabras!

10. Múltiples tareas mientras cocinas: Mientras preparas la cena, tienes tu lavadora puesta y tu bebé espera su comida. ¡Ni modo, así es tu vida de mamá! Te multiplicas pero, te sientes magnífica.

 

Foto: iStock 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios