Cómo lidiar con la familia política durante las festividades

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Cómo lidiar con la familia política durante las festividades

graciasEl Día de Acción de Gracias marca el comienzo de la temporada festiva. Entre abundantes y deliciosos platillos, regalos y celebración, hay un elemento que nos pone la piel de gallina a más de uno: lidiar con la familia política. Algunas personas son afortunadas de tener una maravillosa relación con su familia política, otros deben hacer un esfuerzo sobrehumano para soportarlo. Si durante esta época festiva vas a estar de visita en su casa o ellos vienen a la tuya, respira profundo y ten en cuenta estas recomendaciones:

Habla. Antes de llegar a donde tus suegros, habla con tu pareja sobre los temas que piensan evitar, cómo van a manejar al tío que le gusta pasarse de tragos y hasta qué hora piensan estar. Es importante que tanto tú como tu pareja estén de acuerdo en cómo manejarán la visita familiar para que no se convierta en un absoluto desastre.

Sé flexible. Entiende que tu familia y la de tu pareja son distintas y hacen las cosas distintas. Simplemente acepta las diferencias. Es comprensible que extrañes la manera como cocina tu mamá, el tipo de actividades que realizas con tus primos y hasta la manera como tiendes la cama. Entiende sin embargo que los humanos somos múltiples y variados y que en dicha variedad radica la magia.

Pon límites. Establece el máximo de días que tú y tu pareja quieren recibir visitas, respeten las tradiciones que tienen establecidas y sean claros con sus familias sobre lo que es aceptable y lo que no. Aunque debes ser respetuosa con la visita, eso no significa que dejes que tu suegra sea quien dictamine cómo manejar tu casa. Sé sutil pero déjale en claro que en tu casa, las cosas se hacen a tu manera.

Sé parte del grupo. No te alejes de las actividades grupales, a menos no por mucho tiempo porque parecerá que estás tratando de evitar a tu familia política. No deberás estar pegada a tu familia política cada segundo del día, pero lo último que quieres es pasar por grosera.

Evita el chisme. No critiques a la familia de tu pareja. Eso creará incomodidades innecesarias. En general hablar mal de alguien a sus espaldas no es buena idea, sobretodo sin son personas cercanas al ser que amas. No seas hiriente ni lo pongas en una situación incómoda.

Recuerda que es corto. Disfruta de la presencia de tu familia política o por lo menos recuerda que no estarán por mucho tiempo.

Foto: iStock

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios