Mujeres al borde de un ataque de celos (Parte II)

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Mujeres al borde de un ataque de celos (Parte II)

mujeres celosas parte dos¿Los celos te hacen perder la razón? ¿Eres de las que espía, rastrea, olfatea, busca en su ropa un largo cabello femenino delator y en su teléfono celular alguna llamada traicionera? Si te identificas con estas características aquí te decimos cómo acabar con los celos antes de que éstos acaben con tu relación.

1. Aprende a reconocer cuando estás en peligro de caer en el patrón tóxico. ¿Qué sientes cuando estás a punto de sufrir un ataque de celos? ¿Se te nubla la vista? ¿Se atropellan tus pensamientos y no eres capaz de pensar en forma coherente? Quizás te sudan las manos o sientes un vacío en el estómago. ¿Qué piensas en esos momentos? Quizás estés a punto de perder a tu pareja o que él se burle de ti con otras. Identifica todos esos detonantes. Y la próxima vez que los veas venir, detente. Ése es el momento preciso para mentalmente decir: “¡Basta!”, contar hasta diez y recordar de dónde nacen estos sentimientos y por qué. Recuerda: ellos surgen de ti pero no son tú. Y de la misma forma que los creas, los puedes controlar.

2. Enfócate. Cuando la mente se te nuble por las emociones, apártate unos minutos (puedes excusarte para ir al cuarto de baño) y concéntrate en la respiración. Respira profundo y exhala lentamente durante unos minutos hasta que tus pensamientos dejen de atropellarse y te inunde una sensación de calma. Asocia esta sensación a alguna frase o palabra, como “serena” o “estoy en control”. Conviértela en tu palabra clave.

3. Observa tus pensamientos. Ya más serena, examínalos sin tensión, sólo con curiosidad. Identifica lo que te has estado diciendo para sentirte así y nombra lo que ocurrió y cómo te sientes ante la situación: “Cuando Fulano [describe aquí el comportamiento], yo me siento insegura/vulnerable/dolida…”. No te juzgues ni te castigues: simplemente observa con desapego los pensamientos y las sensaciones que tú has creado… y déjalas ir.

4. Toma el control. Repasa mentalmente tu propósito de darte el amor y el respeto que tú te mereces. Acto seguido, visualízate exactamente cómo quieres ser y actuar de ahora en adelante: segura de ti misma, calmada y en control. En otras palabras: sexy.

5. Reafirma lo positivo. Ahora que has disipado la nube de celos y ves el panorama con claridad, repasa todo lo bueno que hay en tu relación y las cualidades que tu pareja disfruta y celebra de ti. Enfócate en lo que tienes, no en lo que temes perder.

6. Usa la clave. La próxima vez que te sientas al borde de un ataque de celos, detente, repite mentalmente tu palabra clave y permite que ella te deje tocar base con tu propósito de mantenerte en control de tus emociones y, al fin, ¡librarte de los celos!

Foto: iStock

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios