Viajar seguros: todo lo que tienes que saber para llevar a tu hijo en el carro

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Viajar seguros: todo lo que tienes que saber para llevar a tu hijo en el carro

“El viajar es un placer que nos suele suceder”. Así empezaba una de mis canciones favoritas de la infancia, cuando tenía apenas unos tres o cuatro años. Cada vez que la recuerdo no puedo evitar sonreír: me recuerda esas emocionantes aventuras a bordo del coche familiar. Eso sí, siempre amarrada con el cinturón de seguridad y en el asiento de atrás, para asegurar la diversión sin temores.

Esas son las dos recomendaciones que hemos escuchado muchas veces para disminuir el riesgo de vida en caso de accidente automovilístico. ¿Harán falta más? Consultando a la Administración Nacional de Seguridad Carretera de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés) descubrimos que sí: los especialistas tienen más consejos e información en detalle para disminuir muchos otros riesgos no relacionados directamente con accidentes. Aquí te las contamos.

¿Cómo elegir el asiento del coche para el niño?
Los car seats y asientos elevados protegen a los bebés y niños siempre que están dentro del automóvil, por lo que no podemos pasar por alto este punto. Es muy importante elegirlos, instalarlos y usarlos correctamente. NHTSA tiene una guía paso a paso para conocer los cuatro tipos de asientos, los que se recomiendan de acuerdo a la edad y tamaño del niño, cómo instalarlos (videos) y más información en este enlace (en español).

Atentos al calor extremo
En especial en esta época del año, el calor extremo vehicular (hipertermia) ocurre cuando un niño es dejado solo en un automóvil caliente, lo que provoca que aumente su temperatura. Se trata de una de las principales causas de muertes no relacionadas con choques automovilísticos en niños. Ellos son más vulnerables al calor extremo que los adultos por lo que nunca deben ser dejados solos, sin supervisión, dentro de un vehículo, incluso en invierno. Recuerda que la temperatura puede subir muy rápido. Si ves a un pequeño solo en un coche, se recomienda que no esperes más de unos minutos a que vuelva su cuidador, y saques al pequeño. Si no responde o parece sentir malestar, llama inmediatamente al servicio de emergencias.

Atropellos al dar marcha atrás
Accidentes de este tipo se pueden evitar tomando algunas precauciones:

  • Enseña a los niños a no jugar en o alrededor de los vehículos, y a alejarse de ellos cuando ven que el conductor entra o si se enciende el motor. También, a dejar sus juguetes y bicicletas fuera del camino.
  • Debes caminar alrededor del coche y revisar el área antes de arrancar. Esto es necesario incluso si cuentas con un vehículo con videos de vista trasera o sonidos de advertencia.
  • Pide a los niños que permanezcan de pie al lado del camino o acera para que puedas verlos cuando estacionas. Y siempre mira hacia atrás en caso de que un niño corra inesperadamente detrás del automóvil.
  • Nunca dejes a un niño solo alrededor de un coche.

Cuidado con las ventanas eléctricas
Los niños pueden lastimarse con una ventana eléctrica, por ejemplo, cuando se cierra sobre su dedo, mano o muñeca. Por lo que es importante que enseñes a tus hijos a no jugar con los controles de las ventanas (puedes activar el bloqueo si lo tienes disponible) y asegúrate que estén alejados de ellas antes de cerrarlas. También, debes sujetarlos adecuadamente en asientos para coches o cinturones de seguridad. Nunca dejes la llave en el encendido cuando te alejas del vehículo.

Enredos con el cinturón de seguridad
Pueden ocurrir si el niño estira el cinturón de seguridad en toda su extensión y lo coloca alrededor de su cabeza, cuello o cintura. Situaciones de riesgo son por ejemplo dejar al pequeño recostado en los asientos o que juegue con un cinturón. Abrocha los cinturones de seguridad que no se estén utilizando.

Atrapados en la cajuela o baúl
Las temperaturas altas, la humedad y la mala ventilación hacen de esta parte del automóvil un lugar muy peligroso: el niño puede sufrir hipertermia. Para evitar que tu hijo quede atrapado –algo que puede ocurrir fácilmente en medio de un juego—enséñale que las cajuelas son para carga y no para jugar y siempre déjala cerrada, asegurándote de que las llaves y dispositivos de control no estén al alcance de tu niño. Además, lo asientos traseros plegables deben estar siempre bloqueados para evitar que se suba a la baulera desde el interior del coche. Si no puedes encontrar a tu niño, revisa inmediatamente la cajuela.

Movimiento involuntario del coche
Este tipo de movimiento es cada vez menos común desde que se incorporó el bloque de seguridad de los frenos (BTSI, por sus siglas en inglés, un requisito desde 2010), pero puede aún ser un riesgo para los automóviles que tienen encendido sin llave o inicio con botón cuando está apagado y no se ha puesto en modo estacionar. Por eso, siempre debes activar el freno de emergencia al estacionar y nunca dejes las llaves en el vehículo.

Recuerda hacer las inspecciones vehiculares pertinentes y asegurarte de que todo funcione correctamente. Para más información, puedes descargar la guía para padres (en inglés). Ahora sí, a subir los niños a bordo y a disfrutar del placer de viajar.

Fotografía: iStock/ Bojanstory

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 
 

comentarios