Perros y bebés: ¿pueden coexistir?

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Perros y bebés: ¿pueden coexistir?
Prev2 of 2Sgte
Use your ← → (arrow) keys to browse
  • No escondas al bebé del perro. Es un error común mantener al perro siempre separado del bebé, y por ende, de la familia. Esto puede resultar en conflictos porque los perros quieren ser parte de la familia también. En vez de aislar al perro, deja que esté en el mismo área, pero crea barreras con corralitos y cancelas de seguridad.
  • Premia al perro cuando se porta bien. Si elogias al perro tranquilamente cuando huele la manta del bebé o su ropita, le das a entender que la presencia del bebé es positiva.
  • Pon al perro en clases de adiestramiento profesional. Un poco de adiestramento básico antes de que nazca el bebé puede ayudar a crear una estructura positiva en casa. Además un profesional puede ayudar a leer e interpretar su conducta.
  • Asegúrate de que el perro tenga suficientes oportunidades para correr y hacer ejercicio. Los estudios han hallado que el ejercicio disminuye la agresión proporcionalmente. Cuanto más ejercicio haga, más tranquilo estará en casa.
  • Llévalo al veterinario. Antes de traer al bebé a la casa, asegúrate de que no tenga ningún problema que podría irritalo. Hay ciertas condiciones que los hacen más sensibles y agresivos. También es importante que esté esterilizado, sea varón o hembra. La mayoría de las mordeduras son de perros no esterilizados.
  • No lo juzgas por su raza. Si bien algunas razas son más agresivas que otras, según las estadísticas, nunca debes asumir que tu perro se va portar bien sólo porque es una raza más amena. Cada perro es un individuo, como los humanos.

Foto: Hemera

 

 

Prev2 of 2Sgte
Use your ← → (arrow) keys to browse

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios