Cuida de tu bebé sin olvidar a tu esposo

 
bytes
 
 

Encuentra mucha más información pensada para ti

¡Síguenos en Facebook!

         
 
 
image for Cuida de tu bebé sin olvidar a tu esposo

El nacimiento de un niño suele ser motivo de felicidad para una pareja, en el pequeño se representa el amor entre sus padres, el futuro de la línea sanguínea y en general un motor de vida y felicidad. Sin embargo muchos padres se quejan de que sus esposas no les prestan la suficiente atención después de la llegada del bebé, lo cual a largo plazo puede tener un impacto negativo sobre la relación, crear resentimientos del padre hacia su hijo y hasta conllevar a un divorcio.

Aunque es natural e importante que  la madre se dedique al cuidado de su pequeño, hacerlo de manera exclusiva puede dejar a tu esposo lleno de sentimientos negativos:

Insignificante e irrespetado

Muchos hombres se quejan de sentir falta de respeto no sólo por parte de su esposa, sino eventualmente de sus hijos. El respeto es un elemento muy importante para los hombres y éste se pude sentir perdido cuando sus necesidades, presencia o deseos no son tenidos en cuenta.

Poco amado

Los hombres perciben el amor más a través de los actos que de las palabras. El hecho de que su esposa no le dedique tiempo o no se preocupe por sus necesidades y felicidad le hace sentir que no es amado.

Solo

En la medida en que la mujer se entrega más y más al cuidado de su hijo, deja de prestarle atención a las necesidades que tiene su pareja, por lo que éste termina sintiéndose relegado y solo.

Poco apreciado

Si por centrar toda la atención en el recién nacido la esposa deja de notar los esfuerzos de su esposo, agradecerle por su apoyo y amor; éste puede sentirse poco apreciado y sentir que la relación se está debilitando.

Frustrado y enojado

La falta de la atención por parte de su esposa, pueden resultar en que el nuevo papá sienta enojo hacia ella e incluso el recién nacido, ya que sentirá que la llegada del bebé lo ha desplazado por completo del lugar de importancia,

Aunque evidentemente la dinámica de la pareja deberá cambiar para adaptarse a la nueva realidad que implica la llegada de un bebé, es importante mantener el romance y atención mutua entre la pareja para evitar que la relación se desgaste o hasta termine.

Piensa en él

Cuando pienses en algo hermoso sobre tu hijo (su sonrisa, sus ojos, lo bello que se ve durmiendo, lo feliz que te hace) piensa en algo de tu esposo. Ten presente las cosas que te gustan de él y valora los detalles que tiene contigo.

Espontaneidad

Prepara una cita romántica sorpresa, así sea en casa (sino quieres dejar al bebé al cuidado de otra persona aún), cómprale la comida que más le gusta o llévalo a un concierto de su banda favorita. Lo importante es recordar que además de ser papás siguen siendo pareja.

Ordena tu cuarto

La llegada del bebé no tiene por qué tomarse la casa completa. Haz el compromiso de mantener tu cuarto como el espacio que compartes con tu esposo, donde duermen, se acarician y hacen el amor. Mantenlo ordenado, con buen olor y libre de cosas del bebé.

Consiéntelo

Así como tu hijo necesita de tus cuidados, tu esposo debe sentir que aún te preocupas por él. Dale un masaje, prepárale la comida que le gusta y consiéntelo como el ser al que amas. No olvides que no son sólo papá y mamá, sino también esposos y amantes.

Foto: Stockbyte

 

 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios