Cómo plantar un huerto con tus hijos

 
bytes
 
 
         
 
 
image for Cómo plantar un huerto con tus hijos

Plantar un huerto en casa puede tener muchos más beneficios para tu familia de los que imaginarías.

A los niños les encanta ver cómo crecen los alimentos que han plantado y esto les animará a comer más vegetales, ya que desde el principio se han implicado en el proceso.

Existen alimentos que pueden ser plantados en pequeñas macetas y no te ocuparán mucho espacio y las podrás poner en un pequeño balcón o en la repisa de la ventana.

Los tomates son un buen ejemplo para comenzar. Ve al supermercado o al invernadero a comprar las semillas con tus hijos y escoger entre todos qué maceta os gusta más. Haz que tus hijos pregunten al dependiente cuál es la mejor tierra para plantarlos, el sabrá aconsejaos.

Una vez llegues a casa, pon a los niños manos a la obra y ¡empieza la diversión! En diez días la plantita de tomate habrá empezado a crecer y tus hijos no podrán dejar de observar el proceso hasta que se llega a formar el tomate. Una vez están listos, recógelos y ponlos en la ensalada, seguro que a los pequeños les saben deliciosos.

Otros tres cultivos sencillos que se adaptan bien al cultivo en recipientes son: acelga, rábano y cebolla. Estos tres vegetales no presentan problemas de plagas y enfermedades. El único requisito es que necesitas dejar bastante distancia entre plantas.

¡No lo dudes y anímate a plantar un huerto! Es una experiencia totalmente recomendable.

 

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios