Guía de emergencias: cómo tratar lesiones oculares

 
bytes
 
 
         
 
 
image for Guía de emergencias: cómo tratar lesiones oculares

Objeto incrustado
Tratamiento: no trates de remover un trocito de vidrio, metal u otro objeto incrustado en el ojo, ni tampoco dejes que tu niño se lo frote. Corta el fondo de un vaso de cartón y adhiérelo suavemente sobre el globo ocular a modo de barrera de protección. Usa gasa si no tienes un vaso de papel a mano.

Raspadura de córnea
Tratamiento: puede que tu hijito te diga que tiene arena en el ojo, que le duele mucho abrirlo o que es sensible a la luz. Esta lesión puede desembocar en una infección ocular. Quizás requiera un ungüento antibiótico.

Un golpe en el ojo
Tratamiento: si tu hijito se golpea en un ojo con un objeto duro, recuéstalo. Aplícale suavemente una compresa fría durante 10 a 20 minutos: llena una bolsa con hielo picado, envuélvela en una tela y deposítala en la ceja para que descanse sobre el párpado. Si tiene visión borrosa, podría tratarse de una lesión interna.

Cortadura en el párpado
Tratamiento: quizás una cortadura en el párpado no te parezca gran cosa, pero puede indicar una lesión ocular más seria que no salta a la vista. No apliques presión directa sobre el globo ocular, que podría agravar el daño. Conviene llevarlo al médico.

Sustancia química en el ojo
Tratamiento: enjuaga el ojo inmediatamente. Inclina la cabeza del niño y mantén el ojo abierto bajo un chorro suave de agua tibia durante 15 a 20 minutos. Enjuaga desde la comisura interior ha­cia la exterior. Llévalo inmediatamente a la sala de emergencias del hospital más cercano.

Desgarro ocular
Tratamiento: el desgarro ocular, generalmente causado por una lesión contundente en el ojo, requiere atención médica de emergencia y casi siempre cirugía. Cubre suavemente el ojo dañado de tu niño—sin aplicarle presión—para protegerlo. Llévalo inmediatamente a la sala de emergencia.

 

Foto: iStock

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios