Guía de emergencia: los riesgos ocultos de ahogamiento

 
bytes
 
 
         
 
 
image for Guía de emergencia: los riesgos ocultos de ahogamiento

El ahogamiento es la segunda causa de muerte accidental entre los niños menores de 14 años y cobra casi mil vidas anuales. Aunque la mayoría de las fatalidades ocurren en piscinas también pueden producirse en otros lugares donde hay agua, hasta en cantidades muy pequeñas.

Peligro: Asientos de baño o anillos flotantes
Riesgo: Tu niño podría resbalarse al agua y quedar atrapado debajo. Un anillo de baño puede volcarse.
Prevención: Nunca dejes a tu bebé solo ni cerca de una bañera que se está llenando de agua.

Peligro: Inodoros
Riesgo: Los infantes pueden treparse al inodoro o caerse en el interior al tratar de rescatar un juguete.
Prevención: Instala una cubierta de inodoro con seguro o un cerrojo y mantén la puerta del baño cerrada.

Peligro: Baldes y cubas profundos
Riesgo: Los niños pueden ahogarse en recipientes con apenas una pulgada de agua. Los infantes no tienen fuerza suficiente como para levantarse.
Prevención: Vacía siempre los contenedores como jarras de bebidas o baldes para lavar el automóvil y asegúrate de que todas las tapaderas cierren bien.

Peligro: Piscinas infantiles de plástico o inflables
Riesgo: Las piscinas semi-vacías y accesibles a los niños pueden constituir una seria amenaza.
Prevención: Vacía la piscina infantil después de usarla y guárdala donde no estorbe.

Foto: iStock

Continua leyendo más artículos:

 
 
 
 
 

comentarios