skin
skin
Ad skin
   Bienvenido,   Ingresa  o  Regístrate
 
 
 

Nuevo año: las resoluciones de las mamás

 
¿Qué resoluciones estás haciendo para el año nuevo?
 
Nuevo año: las resoluciones de las mamás Mientras compramos regalos, organizamos fiestas navideñas y enviamos tarjetas a familiares y amigos, a las mamás nos puede resultar energizante dedicar un momento a pensar en nuestras resoluciones
              
 

Mientras compramos regalos, organizamos fiestas navideñas y enviamos tarjetas a familiares y amigos, a las mamás nos puede resultar energizante dedicar un momento a pensar en nuestras resoluciones para el nuevo año. ¿Qué podemos hacer para fortalecer a la familia? ¿Cómo llevar mejor nuestra maternidad? ¿Qué pasos dar para sentirnos más satisfechas como personas?  El inicio de un nuevo año es una ocasión inspiradora para revisar rutinas, evaluar prioridades, plantearnos nuevas metas y poner en práctica hábitos sanos, que pueden hacer la vida más placentera y armoniosa. Yo, como madre, me estoy planteando tres resoluciones para este 2010 que ya se acerca.

  • Ser una mamá cada vez más divertida. Quisiera jugar y reírme con mi hija más seguido. El juego, lo han demostrado ya decenas de estudios, es muy importante en la vida de un niño así que quisiera incorporar un toque más lúdico a nuestras rutinas. Más proyectos de arte juntas, más caminatas, más charlas y shows de títeres, más lecturas de libros compartidas, más música, más baile y, por supuesto, más besos, abrazos y cosquillas sin ninguna razón específica.
  • Más tiempo con papá. Cuando una es madre y combina familia con trabajo (más estudios, como ahora es mi caso), el tiempo parece evaporarse. Sin embargo, además de cuidar de los niños y atender la profesión, es esencial hacer esfuerzos cotidianos para alimentar una auténtica conexión con la pareja. La idea parece obvia pero muchas veces queda enterrada por la agitada rutina de la vida moderna. En el nuevo año mi meta es organizarme de modo tal que trabaje (o estudie) menos durante los fines de semana y pueda dedicarle ese tiempo a mi familia y, en especial, a mi esposo.
  • Almorzar, dormir… y disfrutar. La maternidad le ha dado a mi vida un giro hermoso. Sin embargo, debido a las numerosas tareas que conlleva, a veces también ocasiona que olvide cuidar de mí misma. En el 2010, trataré de irme a dormir temprano aun cuando todavía haya ropa de la niña en la lavadora. Me propongo además no dejar de almorzar aunque mi to-do list se extienda hasta el infinito y, finalmente, trataré de ver más seguido a mis amigas y disfrutar de mis hobbies (libros y películas) para relajar mente y alma. Una mamá sana, bien alimentada y que recarga energías, acrecienta sus posibilidades de ser eficiente y de disfrutar su quehacer.

¡Feliz Año Nuevo a todas las mamás lectoras y que nuestras resoluciones no queden sólo en el papel!

Paola Cairo es una periodista que nació y creció en el Perú. Actualmente vive en Texas con su familia. Para conocerla más visita su blog Con Ojos de Mamá.

Foto: iStockphoto

 
 
 
 

Comentarios